MÁS NOTICIAS PARA ESTE BOLETÍN…

El culebrón originado por la exclusión y suspensión provisoria de Gastón Mazzacane y su preparador Fabio Martínez, debido a que el motor de su Chivo superó las 8900 rpm máximas permitidas en el reglamento del TC en Toay, ha abierto un verdadero abanico de opiniones y rumores.

Mientras el Rayo y el motorista insisten en que “el motor estaba en orden”, la CAF de la ACTC los aguardaba para que declarasen ante el triunvirato liderado por el nuevo presidente Jorge Esquivel, de raid mediático en las últimas horas explicando lo sucedido y por momentos, aportando confusión en su debut formal ante los medios. La que le tocó!

SpeedAgro

Las aristas del caso han ido diversificándose, mientras la ACTC mediante la CAF salió al cruce con la rápida reacción al excluir y suspender al platense, que supuso una proceder acertado. Sanción que ojo, no te asombres si se extendiera y llevara a que el Mazzacane no pudiera correr en la próxima fecha, Olavarría. Atención.

El debate, la polémica persiste y participan opinando contadísimos pilotos; algunos se calentaron y les dio bronca más allá que no se habían dado cuenta de los números ventilados por la TV. Eso sí, ninguno soltó en público su fastidio; la excepción ha sido y con duras críticas, controversiales en algún caso, Patricio Di Palma; inactivo hace mucho y enfrentado a la actuación conducción aceteísta.

El régimen de revoluciones estipulado, que te mencionamos en nota anterior, es controlado habitualmente en distintos autos en los entrenamientos, clasificaciones, series o final. En La Pedrera, anterior fecha, y Toay se supone que fue puesto en práctica. Sin embargo, el domingo post carrera pampeana, no se conocieron anomalías y la clasificación fue confirmada, si bien como aclaró Esquivel, “provisoria por ténica”. “Las carreras no terminan los domingos, se cierran los martes luego de la reunión en la CAF y tras analizarse los informes correspondientes de los comisarios deportivos y los técnicos de la categoría”. El argumento dio pie a la medida adoptada contra Mazzacane y su motorista. Ha negado Esquivel que los pasos dados hayan sido la consecuencia de la aparición de fotos en redes sociales, del auto del Rayo vulnerando los límites de las rpm.

La Chevy del Rayo, se quedó con el “rating” en La Pampa (Foto gentileza Lanueva.com).

El nuevo sistema -Race Control- adoptado este año para ampliar y perfeccionar la información emanada de los autos, y que posibilitó ver en la transmisión televisiva la data excedida del auto de Mazzacane, no escapa a las controversias. Ha permitido también observar imágenes de otros autos de figuras del TC (Rossi, Alaux, Ortelli, entre otros), excediendo esos límites de rpm. sin que se hayan tomado medidas. ¿Que pasó?. También ha trascendido que Gastón al cabo de la serie pampeana, y al enterarse lo develado por la televisación se fastidio y lanzó aquello que ha reiterado, “mi motor está en orden, ese aparato está midiendo mal, y con lo que mostraron me hacen quedar como el culo”.

Ha entrado a jugar en la sanción a Mazzacane, el hecho que se trata de uno de los presidentes de la ACTC e hijo del presidente, y también circula la versión que Hugo Mazzacane más allá de la declamada independencia de la CAF, se ha mantenido inflexible y avaló la sanción a su hijo con quien habría mantenido tensos diálogos. “Quizá no hubiera ocurrido lo mismo si el involucrado fuera otro corredor”, escuchó decir visionauto. No ha sido por otra parte la primera exclusión aplicada al Rayo, con lo que al poner sobre la mesa lo sucedio en abril de 2011 en Neuquén,  apuntaría a remarcar que Gastón no tiene coronita. Recordá, esa vez en el sur, el TC previo a la fecha en Centenario, llevó a cabo pruebas comunitarias en el mismo circuito. Por utilizar el sistema de adquisición de datos, resultó excluído del evento Mazzacane así como Julio Catalán Magni por idéntica razón.

Se rumorea que la sanción a Mazzacane, podría indicar el inicio de una etapa en que se evaluaría y sancionaría con más rigor, faltas de pilotos y preparadores. A propósito, uno alerta a vision que no se ha resueltó en forma definitiva el caso de Mauricio Lambiris, luego de su exclusión por exceder la compresión del motor de su auto, perteneciente al equipo del Gurí Martínez, en Paraná.

Además de lo que sostengan Mazzacane y Fabio Martínez ante la CAF, había otro aspecto a dilucidar como para apuntar claridad y la imprescindible y vital transparencia: el funcionamiento del race control que brinda completa información de los autos. Autos mostrados a 10 mil revoluciones por minuto, dicen los que ponen en duda el correcto funcionamiento del sistema, “no es posible que se de en el TC, los motores volarían por los aires”.

¿Que final vislumbrás para la película que ha vuelto a colocar al TC en la punta del iceberg?, “el TC es como Boca o River, todo lo que pasa provoca gran repercusión, algo que no pasa ni loco en ninguna otra categoría del automovilismo argentino”, se ufana flor de personaje con el TC tatuado en el pecho.

 

Jeluz | Productos Eléctricos

2 COMENTARIOS

  1. Y nadie dice que lo más grave es la intencionalidad, la preparación de la maniobra, porque además de liberar las rpm del motor hay que cambiar la multioplicación del diferencial. Las imágenes de TV con el motor pasado de vueltas son delante del paredón de boxes, a cuántas rpm llegaba al final de la recta??? A Rossi le agarraba el corte antes del frenaje, qué multiplicación tenía Mazzacane??

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre