Compartir

YA LLEVA 15 AÑOS en la categoría.

Quien lo hubiera dicho, podrán pensar algunos que son seguidores del automovilismo y del TC, desde más tiempo. Guillermo Kissling supo ser uno de los grandes abanderados de los amantes de los autos de carrera con las ruedas a cielo abierto, los monoplazas, los de fórmulas claro está.

Sin embargo Willy, a esta altura con la sapiencia y visión amplia que le da su vasta experiencia, hoy se siente un hombre muy metido en el quehacer del Turismo Carretera, donde ha dejado su impronta en principales equipos como JP Racing, Dole Racing, entre otros. Ha sido uno de los que diseñaron el nuevo formato que tomaron los autos actuales, que junto a la llegada de los motores multiválvulas, dieron inicio hace tres años a una nueva era en el TC. Esta temporada conduce técnicamente al equipo de Walter Alifraco que alinea a Norberto Fontana y Camilo Echevarría.

Kissling prioriza a la pasión como fundamentales en el TC y en el automovilismo todo.
VisionAuto

“¿Qué me sigue guiando en el automovilismo?, la pasión; la pasión, es algo inextinguible y es algo que por suerte se da en la familia Kissling con mis hijos Cristian y Brain, trabajando también en las carreras en lo que es lo nuestro, la técnica. Y después de tantos años en este mundo de la velocidad, de correr y desempeñarme en muchas categorías, digo que esa misma pasión de todos los que lo hacen, es la que guía y en la que se apoya el TC. Esto, hace que por sobre todas las contingencias o situaciones se hayan dado en el país en décadas, el TC sea “irrompible”.

“Monoplacista” desde la cuna sabido es, purista del automovilismo técnico, Kissling defiende a ultranza al automovilismo nacional, “ha crecido en una forma impresionante, más aún considerando los obstáculos que suele presentar el país. Habla de la capacidad, talento y de la pasión de la que hablo, para que se haya dado así. Y además, no se dan los éxitos sino existe pasión”. Sin embargo alerta, “esta gran evolución, no ha sido la misma en lo que hace a la dirigencia del automovilismo argentino, no ha acompañado de la misma forma profesional que debería ser”.

Por C.S

Fotos: gentileza TC La Revista

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre