TRES CAMPEONATOS del Turismo Nacional en cuatro años no es poca cosa.

Facundo y su gran festejo sobre el techo del 308 (Foto Prensa equipo Peugeot Total)

 

Y Facundo Chapur lo hizo, a pesar de llegar a la definición con dos rivales por delante pero con una ventaja: el escaso lastre -20 kg- que cargaba su 308 del equipo oficial Peugeot Total.

SpeedAgro

El cordobés, muy talentoso y carismático por dónde se lo mire, batalló para recuperar una corona de la Clase 3 que no pudo retener por poco el año pasado ante Matías Rossi. Esta temporada en la carrera decisiva lo enfrentó con tres pesos pesados: Emanuel Moriatis (Ford Focus), quien llegaba como líder, Guillermo Ortelli (Chevrolet Cruze) y Leonel Pernía (Fiat Linea). Con Leo en la serie protagonizó quizás,  la maniobra que definió el título porque le permitió largar adelante en la final. Para algunos sancionable (pregúntale al Tanito), para los comisarios deportivos, reponsabilidad compartida…

 

Larrauri se encamina al triunfo, Chapur al campeonato (Foto AIF)

 

Ganador de la primera carrera del año en La Plata, Chapur lideró gran parte de la final hasta que, a tres vueltas para el banderazo, cedió ante la presión insostenible -riesgosa ante cualquier error- de Leonel Larrauri. El sobrino del Poppy volvió al triunfo con su Honda Civic. El 3º puesto de Pernía, el 5º de Moriatis y el 13° de Ortelli eran la garantía que Facu necesitaba para volver a reinar en la divisonal mayor, donde fue campeón en su debut en 2013 tras quedarse con el título en la Clase 2 en 2012 y, lo dicho, subcampeón el año pasado.

“Me siento muy feliz. Felicité a Leonel Larrauri por la carrera que hizo y a Leonel Pernía porque dio lucha hasta el final y llegó al podio, y a mis otros dos contrincantes, todos de enorme capacidad y trayectoria. Ver que nos impusimos frente a esos nombres solamente refuerza el orgullo que tengo por mi segunda consagración en Clase 3 y tercera en la categoría, todo eso en cuatro años”, ha dicho Facu. “Tengo que pensarlo dos veces para creerlo -reconoció-, el secreto más importante ha sido el trabajo en equipo. Estoy contento de que no hubo que esperar tanto tiempo para que vuelva a defender dentro de dos meses el título junto a esta misma gente”.

Chapur cerró su campaña con 246 puntos. Moriatis terminó con 242, Pernía 236 y Ortell 231.

El otro campeón, en la Clase 2, fue Adrián Percaz (Peugeot 207), quien pudo doblegar a dos durísimos rivales como Gabriel Fernández (Renault Clio) y Nicolás Posco (Ford Fiesta) en una carrera de alternativas cambiantes y que mantuvo el suspenso hasta el final.

 

La copa y el champán, Percaz en el podio; aún sin ganar en el año se llevó el campeonato de la Clase 2 (Foto AIF)

 

Un detalle: el de Villalonga logró el título sin haber ganado durante el año, algo permitido en el reglamento del TN. Es más, Posco, 3° en el campeonato, fue el piloto con más victorias en el año: 4. Ah, Fernández tampoco ganó… Lo cierto es que Percaz logró su segundo título en la Clase 2 gracias a su regularidad durante la temporada. Yamil Apud (Chevrolet Corsa) fue el vencedor en Viedma, seguido por Fernández y Lucas Mohamed (VW Gol).

Por Cristian Re

 

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre