JUNTOS A LA PAR.

El 24 de junio se cumplieron 110 años del nacimiento en Balcarce de Juan Manuel Fangio, la mayor gloria del automovilismo argentino y el primer quíntuple campeón mundial de la historia de Fórmula 1. Por eso, Mercedes-Benz recordó al sensacional Chueco, dos veces campeón del mundo con la marca, además de haber sido nombrado Presidente Honorario y Vitalicio de la automotriz en la Argentina.

Hijo de inmigrantes italianos, Fangio trabajó desde muy joven en una herrería y en una concesionaria, hasta que años después tuvo su propio taller. Apasionado de las carreras, su empuje lo llevó a vincularse al automovilismo nacional, internacional. Debutó en F-1 a los 38 años, una edad impensada hoy en día para iniciarse en ese mundo.

A lo largo de su gigante vida deportiva, Fangio dejó un gran legado en Mercedes-Benz, marca con la que fue campeón mundial de la Máxima en dos oportunidades (1954 y 1955). Desde entonces el vínculo con Mercedes fue inquebrantable.

En 1974 fue designado presidente del directorio de Mercedes-Benz Argentina, cargo ejercido hasta 1987. Ese mismo año la empresa le otorgó un agasajo único y especial al nombrarlo “Presidente Honorario y Vitalicio de Mercedes-Benz Argentina”. Designación que desempeñó en carácter exclusivo en la corporación, siendo la única persona que recibió ese tipo de distinción en toda la historia de la compañía.

Fangio siempre destacó su admiración hacia la marca, y en varias oportunidades afirmó: “Jamás sentí preocupación acerca de la confiabilidad de los autos. Sabía que si hacía bien mi trabajo ganaría. Los Mercedes-Benz fueron los vehículos más dominantes que jamás conduje; tuve el mejor equipo y los mejores resultados”.

Ante la fecha especial del 24 de junio, Manuel Mantilla, presidente y CEO de Mercedes-Benz Argentina, afirmó: “Destaco de Juan Manuel su pasión y sencillez. No sólo fue uno de los mejores corredores de Fórmula 1 de la historia, sino que también dejó una marcada impronta en los valores que hoy rigen a la compañía: compromiso y fortaleza. Es un orgullo que nuestro Centro Industrial lleve su nombre. Fangio será siempre una imagen fuerte para Mercedes-Benz”.

Entre los monumentos construidos en su honor en el mundo, se destaca el que ubica a Fangio junto a la Flecha de Plata (el Mercedes-Benz W196), replicado en diversos lugares icónicos: Montmeló, España; Nürburgring, Alemania; Monza, Italia; Montecarlo, Mónaco; Stuttgart (frente al Museo Mercedes-Benz de Alemania) y en Buenos Aires frente a la sede central. La obra es una gran atracción, los visitantes además de apreciarlo de cerca, pueden subirse al cockpit del Mercedes y fotografiarse junto al Chueco.

 

Fotos: Prensa Mercedes-Benz Argentina.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre