BEBU MUY FILOSO.

“A Guerrieri lo conozco desde los tiempos en que corriamos en karting pero como él era de una categoría mayor, pocas veces nos cruzábamos. Nuestra relación comenzó a crecer cuando en el 2006 fui a Monza a competir en una carrera de Fórmula Renault Italiana y Esteban, que estaba corriendo en Europa, vino a verme y me dio consejos sobre cómo andar más rápido en un circuito que no conocía. A partir de ese momento nuestra amistad fue creciendo, pese a que yo estaba en Argentina y Esteban andaba por el mundo”.

En su charla con vision Girolami tuvo duros conceptos sobre el Turismo Carretera. Igual reconoció la condición de categoría número 1 en el automovilismo argentino.
SpeedAgro

El relato de Néstor Girolami ante visiónauto recuerda el origen de esta amistad con Guerrieri, una situación poco frecuente en un ambiente como el del automovilismo pleno de egoismos y mezquindades. Una amistad que incluso lo llevó a  Esteban a proponerlo como compañero en uno de los equipos Honda en la Copa del Mundo de Turismo, conocedor que por sus condiciones conductivas Bebu podria ser un duro rival. Girolami tiene una explicación para esta situación y como derivación salen espontáneos y firmes  otros conceptos que pese a su dureza no cambian su tono calmo de voz.

“Puede extrañar esta generosidad de Esteban porque los pilotos argentinos son egoístas. El corredor europeo es mucho más abierto y Esteban tiene la mentalidad del europeo. Los pilotos argentinos son egoístas y esto es la consecuencia del sistema que rige en la ACTC, la categoría que mueve la aguja en el automovilismo argentino y donde todos los pilotos quieren estar. Un sistema en el que no podés decir lo que pensás. En el TC tenés que agachar la cabeza, dar una palmadita en la espalda y callarte la boca”, larga Bebu,  sin inmutarse y antes de consolidar su opinión con un “si alguien habla, le pasa lo que le pasó a Matías Rossi. No podés sacar la cabeza de abajo del agua porque te bajan . Y así van bajando uno a uno a los que dan sus opiniones”, Te recordamos que Girolami no recibe invitaciones para correr en TC, desde mediados del 2013, luego del múltiple choque en Rafaela.

“Mi hermano Franco no corre en las categorias de la ACTC porque no hizo el pedido”, destaca Girolami sobre la situación del actual campeón del Top Race.

Pero los pilotos aceptan todo esto…, recuerda vision.

“Sí, porque todos quieren estar en el TC ya que hacen sus negocios y además les conviene económicamente. Pero no todo es plata. Vos podés ganar un millón de pesos y no ser feliz dentro de un sistema como éste que es perverso, pero está instalado con gente que desde hace años está en la categoría. Hay que fijarse quién es el presidente, quién el vice, quién es el secretario general y así sucesivamente. Son todos iguales. Esto no me quita reconocer que el TC es la categoría que más le importa a la gente. A  mi me siguen preguntando cuándo vuelvo con el Torino y no me dicen nada de mis dos títulos en el Súper TC 2000…”

-¿Volverías al TC si te invitan?

-Volvería al TC, si el presidente es Juan María Traverso…

¿Qué tal? Bien filoso el Bebu, ¿no?

 

Fotos: Mónica Paz.