Habrás visto en una nota anterior del Desafío Guaraní foto del piloto chileno Jordano Sepúlveda, con el agua por la cintura, buscando su moto en medio  de una laguna. Quiso el destino que por la noche Visión compartiera con Sepúlveda e integrantes de su equipo (foto) la mesa en la cena servida en el amplio y lujoso lobbie del Hotel Bourbon, ubicado justo enfrente del edificio de la actualmente  cuestionada Conmebol,para los no futboleros, la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Entre risas, y tras mirar las fotos, el piloto trasandino (centro) contó algunos detalles de cómo vivió tan incómoda situación.“La moto venia desacomodada sobre el terreno fangoso, y de pronto me encontré metido en esa laguna que se había formado por el agua de la lluvia. Fueron apenas tres segundos en los que moto pasó debajo del agua pero me parecieron muchos más. Por suerte pude rescatarla y también por fortuna me ayudaron a salir, aunque tuve que abandonar” contó Sepúlveda, bien sequito y sonriente.  A la hora de los postres reveló que el día anterior había pasado una situación similar pero desde el otro lado, ya que fue él quien tuvo que ayudar al francés David Casteu  a salir del medio del agua.

Dos anécdotas más para contar de las muchas que deparan este tipo de carreras.

SpeedAgro

 

Por el equipo de Visión (Especial desde Asunción, Paraguay)

Foto: Mónica Paz

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre