ACELERA EN DOS CONTINENTES

Por estos días, la pausa automovilística del verano europeo le da descanso pero a fines de este mes, Nicolás Varrone, volverá a la rutina viajera que tuvo hasta fines de julio, y cruzará una y otra vez el “charco grande” del Atlántico para cumplir su atípica agenda deportiva 2018 que combina la Fórmula 2.0 en Argentina y la Fórmula Renault de la V de V Sports francesa.

“El manejo del auto de fórmula europea me exige ser más fino y preciso”, destaca Varrone sobre las diferencias con la Fórmula 2.0 de Argentina.
SpeedAgro

“Me gusta viajar, aunque esto me hace descuidar un poco la escuela” le reconoce sin vueltas a Visión, este joven tan delgado como alto con la espontaneidad de sus 17 años (nació en Ingeniero Maschwitz el 6/12/00) antes de explicar el por qué de su curiosa combinación de categorías.

“Tenía ya arreglado un compromiso con mi patrocinante  ( +Vida) para correr en la Fórmula 2.0 en Argentina cuando por intermedio de José María Balbiani (un piloto y empresario argentino que vive en Europa) me surgió la posibilidad de correr en Europa. La idea era hacer la fecha inicial en Montmeló, España, pero hice la pole, ganamos y esto me entusiasmó para seguir, aunque tuviese que viajar para cumplir con los compromisos en Argentina. Las cosas me continuaron saliendo bien, marqué  poles y gané más carreras (Paul Ricard y Dijon) y ahora estoy adelante en el campeonato con 24 puntos de ventaja sobre Gregory Segers. Faltan 4 fechas doble y la próxima es el 2 de septiembre en Navarra, España” cuenta Varrone antes de definir así la categoría que lo tiene como líder.

Sobre el auto del MS Racing de la Fórmula 2.0, Varrone tuvo aceptables parciales pero le falta redondear un buen resultado final. Esperaba conseguirlo en Oberá.

“Son autos similares a la Eurocup,la categoría donde el año pasado fue campeón Sacha Fenestraz. Entregan una potencia de 220 HP, tienen carga y eso me hace estar más fino al volante. Nada que ver con la Fórmula 2.0 argentina. , donde hay que llevar a los autos como uno puede, aunque me divierto mucho. Correr en dos categorías tan diferentes no me desgasta, por el contrario  me permite estar mucho tiempo arriba de un auto de  carrera y estar en training”  explica y como no podía ser de otra manera en un argentino que corre en monopostos en Europa cuenta que su sueño es llegar a la Fórmula 1. “Sé que es difícill, pero lo voy a intentar, vamos a ver que pasa” dice sin demasiado énfasis.

A diferencia de su campaña europea, su temporada en la  Fórmula  2.0 no le entregó resultados destacados. Apenas está 17º en el campeonato y una buena oportunidad de subir al podio la perdió en la reciente fecha en El Zonda, al chocar contra el muro en la carrera sabatina. Espera tener revancha el fin de semana en Oberá.  

Nicolas Varrone, en lo alto del podio, en el circuito francés de Dijon, luego de una de sus victorias que lo proyectaron a la cima del campeonato.

“Luego del choque en San Juan el equipo tuvo que trabajar mucho en mi coche y por suerte se logró llegar bien a esta competencia. Estoy muy agradecido con Marcelo Sabella y todo el Equipo MS Racing porque me dieron una gran ayuda. Vamos con muchas expectativas. En las últimas fechas anduvimos bien, tenemos un auto rápido y eso nos lleva a llegar confiados a Oberá, donde  buscaremos tener un buen fin de semana”, adelanta Nico, un piloto de los dos continentes.

 

Fotos: Prensa Varrone

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre