LETAL EN EL MOMENTO JUSTO.

Por eso, Christian Romero se consagró campeón de la Fiat Competizione, en la primera temporada de la categoría con los nuevos modelo Tipo, repitiendo el logro conseguido hace cuatro años con los Abarth y sacándose la espina del subcampeonato de 2016.

El flamante campeón había llegado a esta última cita en el Cabalén como escolta de Daniel Belli, quien le había birlado el título en 2016, pero tuvo un arranque demoledor que, primero, lo dejó como líder y, luego, lo catapultó al campeonato.

Romero recibe el banderazo que le dio el campeonato.
SpeedAgro

Romero comenzó a ganar el campeonato el viernes, cuando se recuperó la 7° fecha con una carrera en la que se impuso por demolición, adueñándose de la cima del torneo. Y completó su faena el sábado con un segundo puesto en la carrera en la que se impuso Pablo Melillo tras el recargo a Belli, ganador en pista. Esa victoria le dio la corona a Christian, a quien no le afectó abandonar en la carrera dominical que se llevó Federico Braga, campeón 2017.

“Gracias y felicidad son las dos palabras que se me vienen a la cabeza en este momento. Hicimos un esfuerzo muy grande durante todo el año para pelearle el campeonato a Belli, que había arrancado muy firme, a Da Rold y a Manta, que también anduvieron muy bien”, expresó el campeón. Belli, por su parte, volvió a ser el subcampeón.

El campeón junto con Belli, los dos grandes animadores del año.

 

Fotos: prensa Fiat Competizione.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre