¿ILUSIÓN O ESPEJISMO?

Esta es la pregunta que el posterior desarrollo del Campeonato Mundial de Fórmula 1, deberá ir respondiendose para ver si esta 69ª edición tiene el interés que escaseó el año pasado. El resultado del Gran Premio de Australia, con la victoria de Sebastián Vetttel (3ª vez y 2ª consecutiva) revivió esa ilusión, disminuida tras la clasificación sabatina por el contundente dominio de Lewis Hamilton y su McLaren con su 73ª pole position.

La felicidad de Vettel, jnto con la seriedad de Hamlton y la inexprevidad  de Raikkonen, en un podio donde siguió faltando un piloto local. Daniel Ricciardo quedó cerca (4º) con su Red Bull pero no pudo superar a Kimi.
SpeedAgro

 

Claro que como toda ilusión inicial hay que tomarla con prudencia. Y más tras escuchar que dentro de su felicidad por su 48º éxito en Fórmula 1 ( con Ferrari), Vettel reconoció que “tuvimos una gran estrategia y mucha suerte”. Ambas situaciones se dieron cuando el equipo Ferrari aprovechó el ingreso del auto de seguridad (“estaba rogando para que entrase”, admitió el alemán), al quedar los Haas de Romain Grosjean y Kevin Magnussen detenidos en la pista, para llamar a boxes a Vettel que lideraba por sobre Hamilton y Raikkonen, quienes ya se habían detenido.

Vettel controlo a Hamilton y pudo lograr su 3ª victoria en Australia.

El rápido y eficiente trabajo  del equipo de Maranello devolvió a pista a Vettel por delante del campeón mundial. Ahí quedó sellado el destino de la fecha inicial, ya que en un circuito difícil para los sobrepasos, Sebastian pudo controlar a Hamilton para así entregarle a Ferrari su triunfo número 230 en el Mundial y el en Australia. Además rubricó de la mejor manera su centenar de ascensos al podio.

“Ahora puedo disfrutar en la pista” dijo Fernando Alonso tras su destacado 5º puesto sobre el McLaren por delante de Max Verstappen.

 

Segundo por tercera vez consecutiva en este Gran Premio, Hamilton no ocultó su amargura en un podio donde en su tercer escalón un Kimi Raikkonen con anteojos oscuros parecía proveniente de otra historia. Conforme con su actuación el inglés tuvo quejas para el equipo al señalar que ”si me hubiesen avisado podría haber andado más rápido y tomado más ventajas, pero nadie me avisó que Vettel esta en boxes”. Fue también crítico para los factores externos que cada vez predominan más en las competencias y que controlan los equipos. “Preferiría estar corriendo en una época donde no se confiara tanto en la tecnología  y donde hubiesen más cosas que estuviesen en mis manos para decidir” largó Lewis , fiel a su espíritu de piloto de raza que va siempre al frente.

“Este triunfo nos da motivación pero habrá que seguir trabajando porque todavía no estamos donde queremos” advirtió Vettel. ”Siento esta carrera como una nube negra pero viéndole el lado positivo, creo que fue un buen resultado porque tenemos un gran auto,y que con un par de ajustes, podemos ganar la próxima carrera” se consoló y adelantó Hamilton.

¿Fue una Ilusión o un espejismo el inicio de la Fórmula 1 en Australia? En dos semanas, el Gran Premio de Bahrein dará más respuestas.

 

Por el equipo de VA

Fotos: marca.com

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre