Compartir

EL DAKAR 2017 arribaba a Jujuy, y a su paso iba dejando como siempre,  cientos de historias y candidatos para ganarlo.

Sebastian Loeb en uno de los cuatro 3008 DKR del poderoso equipo Peugeot Total, lideraba y mostraba que estaba afianzado como para ir por la victoria; el argentino Pablo Copetti era el primer argentino que daba la nota tras imponerse en la segunda etapa en cuatriciclos, con su Yamaha con motor preparado por Berta, y líder de la general. Acaso reemplara en el podio de cuatris a los ausentes hermanos Patronelli. Y entre los camiones, Federico Villagra 7º en la sumatoria con un Iveco del equipo de De Rooy se perfilaba para subir en el marcador.

En tanto, calor insoportable, vados al comienzo, después tierra suelta, mucho polvo y la gente, incondicional desde Asunción, Formosa, Resistencia, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, puntos que había tocado el Dakar.

VisionAuto

Aún faltaba mucho.

Loeb sin miramientos pasa por un pantano. Fotón.

Pablo Copetti, dispuesto a que Argentina, pueda ganar de nuevo en cuatris.

 

Cualquier manera es buena para aguantar el insoportable calor y ver el paso de los vehículos del Dakar.

 

 

En Clorinda, Formosa, como a cada paso del Dakar, la atracción se reiteraba.

 

Por el equipo de VA

 

 

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre