ACERCARNOS AL MUNDO.

Del que el automovilismo argentino se ha alejado desde hace demasiados años, focalizándose en el mercado interno potente y tan redituable para la gran mayoría de los cultores, más allá de los obstáculos y avatares del país.

Pérez junto a colaboradores, en el autódromo en las recientes pruebas.

Y en eso de acercarnos al automovilismo que muestra el mundo, puede decirse, sigue ocupándose Héctor Pérez. Tito, lo conocerás, reconocido técnico y constructor de autos de competición, con vasta experiencia en las principales categorías nuestras, hacedor en su origen de los autos de la actual Fórmula 2.0, una denominación más que recibió la Fórmula Renault.

SpeedAgro

Pérez, el manager, ha sido el impulsor de la nueva FIA Fórmula 4 Argentina pronta a salir a escena, constituída por chasis Mygale franceses dotados con motores Geely 2.0 litros, 4 cilindros, inyección directa, 16 válvulas con una potencia de 160 hp, desarrollados por la conocida empresa Sodemo en Francia.

El proyecto, a poco tiempo de concretarse, surgió de la mente siempre inquieta de Tito Pérez. Fue el año pasado, a su regreso de trabajar en Estados Unidos junto a Baltazar Leguizamón. “Cuando volví de Estados Unidos -dice a visionauto empecé a dar forma a la idea de contar con una categoría de nivel internacional, que fuera una opción muy apropiada para los chicos que incursionan en el automovilismo en nuestro país, y también de países limítrofes, que ambicionan y tienen entre sus planes correr en el exterior. Fue así que junto mi socio avanzamos con el emprendiimiento, invertimos y hemos trabajado muy duro y continuamos haciéndolo”.

A fines de 2018 llegó al país, el primero de los autos completos, y en marzo pasado el segundo, más 10 monoplazas sin motor. En los últimos días de agosto, está previsto que arriben y dispongan de los motores correspondientes para incorporar al resto de los autos. “Mientras tanto hemos efectuado una serie de pruebas en el Autódromo de Buenos Aires, con uno de los autos con los que contamos; en la primera el encargado de manejarlo fue Matías Rossi. Así, vamos conociendo el coche para que consigamos el máximo rendimiento a la hora de comenzar las carreras; sí, a su vez, trajimos una buena cantidad de repuestos para afrontar cualquier eventualidad”, acota Tito.

El volante del auto, mucha info.

El monocasco del auto es de fibra de carbono y aprobado por la FIA, producido por ka francesa Mygale en colaboración con otra firma francesa, Pole Performance Nevers Magny-Cours, y disponen de las especificaciones vigentes en materia de seguridad, y elementos para absorver impactos y evitar la introducción de elementos extraños. Las medidas: 4467 x 1738 x 958 mm; ruedas delanteras: 8 x 13 pulgadas; traseras 10 x 13 pulgadas; marca de neumáticos: a elección de cada campeonato. La transmisión Sadev. Seis marchas secuenciasles con paletas al volante. El tanque para combustible: 48 litros. ¿Querés saber cuanto cuesta?: 41.700 euros.

“La FIA F4 Argentina no es una categoría en el país –afirma Tito Pérez-; es la primera vez en la historia del automovilismo argentino que se concreta un proyecto de este tipo; son autos dotados con tecnología de punta e iguales a los compiten en las otras FIA F4 existentes en el mundo como Estados Unidos, países europeos y asiáticos, en Europa como ejemplo, corren los pibes argentinos Collapinto y Carrara. Al momento se disputan 14 campeonatos en distintas regiones y como digo, en todas son utilizados los mismos autos que se usarán en la FIA F4 Argentina”.

La categoría desde su nacimiento, cuenta con el aval y el apoyo de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), que como se sabe, en la Argentina es representada por el Automóvil Club Argentino (ACA) que, la va a fiscalizar como estipula la FIA. Por otro lado, las carreras deben efectuarse en circuitos homologados por la FIA, de ahí que las del campeonato a iniciarse en septiembre, tendrán lugar en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez porteño y en el de Termas de Río Hondo, Santiago del Estero. También la FIA exige que las autoridades que actúen en cada competencia, cuenten con la autorización de la federación, y tratándose de nuestro país, los únicos en esa condición son Ricardo Caballero y el “Pato” Mesa, ambos de la CDA. A su vez, el piloto que resulte campeón, va a asistir a la fiesta de premiación de todos los campeones de la FIA, encabezados por el de Fórmula 1, evento que tiene lugar a fin de año.

Y ya que te mencionamos acerca del campeonato inaugural; se han previsto que cuente con cinco fechas dobles; cuatro en Buenos Aires y la restante en Termas, iniciándose el 22 de septiembre y culminando el 1 de diciembre. Salvo en una ocasión, la FIA F4 Argentina se va a integrar a las programaciones de la Copa Porsche GT3 Argentina, a la que le restan cuatro capítulos en la presente temporada.

“Nuestro objetivo –dice Tito con la FIA F4, es que los pibes nuevos que incursionen en el automovilismo, encuentren en la categoría el canal apropiado para el crecimiento y eventual salto al exterior con el sueño de todos que es llegar a la F1 en un futuro; y en este sentido no sólo apuntamos a chicos argentinos, también a aquellos provenientes de países limítrofes a los que se les transforma en una alternativa muy interesante y más accesible que si debieran ir directamente a correr a EE.UU o Europa. Sí, estamos recibiendo consultas y ya existen interesados en sumarse”. En cuanto a los requisitos que deben cumplir para participar, puntualiza “la FIA el único condicionamiento que establece, es que tengan al menos 15 años de edad”

Resulta obvio que el rubro costos es uno de los más observados, en este sentido Tito apunta: “Hemos trabajado intensamente para adecuarlos a la realidad de nuestro país, y consideramos que van a estar acordes si hablamos que serán de 400 mil pesos por fecha para correr, algo similar a lo que cuesta correr un auto de la Clase 2 de Turismo Nacional o bien, si consideramos otra categoría, la zonal Procar 4000; resulta 1/3 de las cifras que se manejan para otras categorías nacionales”.

Y aquel chico que haya pasado por la categoría y, aspirara a ir a correr en el exterior, ¿la FIA F4 le brindará alguna clase de apoyo?, “justamente estamos ocupándonos fuerte en este sentido; sería muy bueno que pudiera darse, dependerá bastante por cierto de los patrocinantes que se reúnan, con algunos estamos charlando”, comenta Pérez. El campeón sumará 12 puntos para conseguir la licencia FIA, que habilita a un piloto a manejar un F1; para conseguirla deben reunirse 40 puntos.

Fotos: FIA F4 Argentina y Mygale.

3 COMENTARIOS

  1. Nuevo curro. Ya arruinaron nuestra F4 haciéndola monomarca con los chasis Tito. Acá hay buenos técnicos. Y pese a ello en el ACA apoyan a los que lavan plata. No tienen en cuenta antecedentes ni nada. Sólo les interesan nuevas licencias y categorías para fiscalizar. Como la ACTC.

    • Si,de acuerdo.Ademas no tendra ninguna proyeccion internacional,que dejen de mentir y engañar a potenciales interesados.El unico camino para correr afuera seguira siendo ir y hacer la escalera en EEUU si apuntas a la Indy o Europa si el objetivo es la F1.Que llevar para tener algun exito?Muy buen asesoramiento,dinero,mucho talento para poder mostrar un diferencial de performance respecto a los pilotos locales y la dosis necesaria de suerte.
      Esto parece una chantada mas del ACA,y van….

  2. Me permito esbozar una modesta opinion en favor del automovilismo: Este auto que costará $ 2.500.000, alrededor de U$S 50000 al día de hoy o quizas más, a un costo de U$S 10.000 por evento alrededor de $ 500.000, es el doble de lo que hoy aproximamente cuesta correr en la actual F.2.0 by Renault, chasis que se construyó con el aporte economico del señor Alberto Gopcevich, y que el señor Tito Perez, abandonó igual que un mal padre dejandolo solo y perdido ese auto en el automovilismo argentino, (por eso Crespi construyo mas de 1000 autos, persona que en su momento no estuve de acuerdo con su postura), chasis que sigue vivo hoy gracias a los actuales equipos de la Formula F.2.0 y de algunos que hoy no tienen la posibilidad de poner sus autos en pista. Este es uno de los motivos a los que le atribuyo responsabilidad al señor Perez.

    Debimos trabajar para lograr que terceras personas sin las matrices originales nos construyeran los respuestos, Perez abandonó el barquito, la CDA no se involucró porque no quiere tener problemas en bancar una categoria que tiene repuestos y chasis, hoy no homologados por su construtor, ni para correr a nivel nacional, los desmanejos de quien se dice dueño de la categoria AUTO-SPORT 2000 S.A. (del grupo) «para mí los únicos dueños de una categoría son los dueños de los autos que hace que exista»). Los demás son gerenciadores que tomaron malas decisiones respecto de los motores, hasta desprestigiarla por más de dos años (quiero reconocer que hoy se han solucionado esas diferencias de rendimiento y durabilidad de los mismos), pero dos años de daños reiterados hacia los padres que son los que pagan, a los chicos que compiten y al publico quizás el único sponsor de esta categoría, criticada y vapuleada por el periodismo, sin que nadie se anime a decir la VERDAD.

    Hoy hay sólo 14 autos en pista y 14 pilotos que pueden afrontar el alto costo de la categoría ($ 270.000 sin pruebas), lo sufrí varios años tratando de luchar por bajar los costos (los únicos costos que logramos bajar, fueron los respuestos que nosotros mismo autogestionamos ,y la baja del costo afrontada por cada equipo afectando su rentabilidad). Los demás costos como los de inscripciones, gomas; llamados costos fijos nunca se pudieron tocar.

    Sólo en un año la Asociación Argentina de Volantes (AVV), cobró para apoyar a la categoría el 50 % del costo de seguro médico, muchos piensan que hay mirar al exterior, donde todo está armado para los que tienen ese dinero puedan ir a correr sin problemas. Aquí se pretende captar a pilotos argentinos y sudamericanos que se formarian para ir al exterior (excluyo a Brasil porque tiene su propio camino para llegar a Eurapa). A los señores empresarios que han hecho esta inversión los felicito por el riesgo asumido, pero les pregunto cuántos pilotos jovenes de Argentina y Sudamérica pueden afrontar esos costos, y tener desde su participación hacia Europa. Salvo que la CDA, se haya comprometido en apoyar en su totalidad los costos de una temporada, sino es así es otro intento de sustraerle ilusiones y dinero a los padres de los jóvenes.

    La CDA debería hoy junto con el Gobierno, estar apoyando a los jóvenes que están corriendo en Europa, como son Carrara, Siebert, Varrone y Colapinto.

    Aquí señores hay que sacarse la careta y HACER, no decir que la fórmula es la verdadera escuela de pilotos, con esto digo que todos los sectores dirigenciales encabezado por la CDA, junto a las categorías de fórmulas que compiten en el país, trazar un proyecto sin intereses personales de los organizadores de los respectivos eventos, y volver a las jornadas de gloria y respeto hacia las fórmulas con la recordada Fórmula Uno, la Fórmula 4, la Fórmula Renault, la Fórmula EntreCor y/o Entreriana, la Fórmula Dos y la Fórmula Dos Codasur, la Súper Renault y la última escalera que fue la Fórmula 3 Sudamericana, que como buenos argentinos supimos destruir.

    Las menciono no por añoranza, sino porque cada una marcó un camino, que supimos seguir, mejorarlas y continuar forjando un proyecto nacional de desarrollo de un piloto. Lamentablemente ningún piloto de los que pudieron ir a correr a Europa o EE.UU, de los menos a los más renombrados, no pusieron su empeño en devolver a su pais lo poco o mucho que le dio para ir a hacer esa experiencia.

    Se que esta opinión generará ruido, espero que sirva para tomar consciencia en la cabeza de los señores dirigentes a los que le cabe responsabilidad, a los responsables de las categorias, incluyendo a los propietarios. Es valorable esta inversión privada, pero la pregunta es que pasa si falla el negocio, por no haber pilotos y/o propietarios padres o equipos inversores; o si fracasa el proyecto por culpa de la única variable que es la económica, y no cierren los números y los autos se tapen de tierra en algun galpón. Habrá sido otro fracaso, ese hermoso auto sin posibilidad de recuperar la inversión en 10 años como mínimo, lo que a mi criterio darle interes por desarrollar una nueva inversión o la ayuda de un crédito pagable en términos reales garantizado por el mismo proyecto, permitiría darle continuidad a largo plazo y potenciarlo cada vez más.

    La CDA. y el Gobierno deberian determinar si les interesa la proyección internacional de un piloto argentino que tenga la posibilidad de llegar a la F-1, la posibilidad de recuperar una fecha en el calendario del campeonato del mundo, seria también una politica de estado, como para la inserción en el mundo no sólo tratando de vender carne. Mis respeto a todos.-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre