FALTAN 76 DÍAS PARA UN NUEVO ARRANQUE

El 17 de marzo próximo, con el Gran Premio de Australia en Melbourne, habitual comienzo desde 1996 (salvo alguna excepción), la Fórmula 1 dará inicio a su Mundial número 70. Aquí repasamos 10 cambios que tendrán lugar en 2019 como una manera de palpitar la temporada que se viene:

1. RED BULL-HONDA

SpeedAgro

Es el cambio más importante en el frente de los tres equipos ganadores de la era híbrida de la Fórmula 1. La escuadra energética deja atrás su relación de años con Renault, que puso en duda desde el mismo momento en el que la compañía francesa volvió a tener su equipo de F-1, y se arriesga a ser equipo oficial de los japoneses, que protagonizaron un enorme papelón junto a McLaren pero que en 2018, proporcionando motores a ToroRosso, parecieron haber dado un salto hacia adelante. “Los motores Honda funcionaron mejor que el chasis ToroRosso”, aceptó el director deportivo de la escudería, Franz Tost. Los impulsores nipones se rompieron mucho menos que los Renault que llevaban los RedBull. Honda recibió información de Mercedes y de Ferrari en el último año para adecuar su motor a las exigencias de la competencia; si produce en verdad un motor confiable y poderoso, podríamos ver una verdadera pelea a tres bandas, y la candidatura de Max Verstappen al título mundial estaría más viva que nunca. “Creo que vamos a estar mucho más cerca este año”, opinó Christian Horner, el director deportivo de RedBull.

2. LA CARRERA NÚMERO 1000

Desde que el Mundial comenzó a disputarse, el 13 de mayo de 1950, con el GP de Inglaterra de aquel año en Silverstone, se llevan disputados 997 Grandes Premios. En esta temporada número 70 del Mundial, la cifra llegará a 1000 en la tercera carrera, el GP de China, el próximo 14 de abril. En algún momento se intentó que esa carrera 1000 fuera, precisamente como homenaje, el GP de Inglaterra de 2019, en Silverstone, pero en abril el clima es pésimo en Gran Bretaña y el antecedente de 2001 (cuando se disputó en esa fecha y la lluvia arruinó los estacionamientos, provocando un caos fenomenal) llevó a desechar la idea. Así, el GP chino albergará un buen número de celebraciones históricas.

China tendrá en 2019 al Gran Premio número 1000 de la historia del Mundial de Fórmula 1

3. SIN ALONSO

El bicampeón mundial de 2005 y 2006 dejó la máxima categoría después de 312 Grandes Premios, 32 victorias, 97 podios y la sensación de que pudo haberse transformado en un quíntuple si hubiera tomado decisiones más acertadas a lo largo de su campaña. Su clase quedó expuesta una vez más en 2018, cuando con el segundo peor coche de la temporada, el McLaren-Renault, consiguió 50 de los 62 puntos que le valieron al equipo el sexto lugar en el torneo… Su carrera en Azerbaiján, cuando volvió a los boxes con los dos neumáticos derechos pinchados y, después, aún con el piso roto logró llegar séptimo, fue uno de los highlights de su temporada final. Algunos se comieron la broma del Día de los Inocentes, republicando que será socio de McLaren; eso no es así y tampoco es muy seguro que vaya a regresar a la máxima categoría. Las 500 de Indianápolis y la Triple Corona son su prioridad.

4. LECLERC EN FERRARI

Ha sido el pase del año. El monegasco reemplaza a Kimi Raikkonen (firmó por dos años con Sauber) y se presenta como la alternativa juvenil más interesante de los últimos tiempos en la Fórmula 1. El ahijado del recordado Jules Bianchi ya trazó como objetivo para el 2019 conseguir al menos dos triunfos, y no son pocos los que creen que, más que secundar a Sebastian Vettel en la pelea por el título, hará lo posible por imponerse. Su desempeño también influirá sobre el rol de Valtteri Bottas en Mercedes: el finés no ganó en 2018 y su valor como integrante de equipo será mirado a la luz de la nueva estrella ferrarista.

Charles Leclerc, el pase de 2019, de Sauber a Ferrari. Hay mucha expectativa depositada en él.

5. LOS QUE ENTRAN

A diferencia de 2018, se produce en esta temporada una variada cantidad de cambios en las butacas de la Fórmula 1. El inglés George Russell, el campeón de la Fórmula 2, debutará en Williams; su compatriota Lando Norris reemplazará a Stoffel Vandoorne en McLaren; el anglo-tailandés Alexander Albon ocupará el puesto de Brendon Hartley en ToroRosso; el italiano Antonio Giovinazzi (que ya había corrido una prueba en 2016) será el compañero de Raikkonen en Sauber. ¿Los cambios de escuadra? Daniel Ricciardo, de RedBull a Renault; Pierre Gasly ocupará su butaca, proveniente de ToroRosso; Lance Stroll pasó de Williams a Racing Point (ex Force India) y Carlos Sainz fue a McLaren a tomar el volante dejado libre por Fernando Alonso.

6. EL REGRESO DE KUBICA

La vuelta a la Fórmula 1 del polaco es una de las grandes apuestas del 2019. El piloto de 33 años regresa después de ocho temporadas de ausencia, tras el espantoso accidente que sufriera en un rally a comienzos de 2011, cuando tenía firmado un precontrato con Ferrari, que le dañó el brazo derecho. Kubica fue piloto del simulador de Williams durante 2018. y tomó parte de algunas de las habituales sesiones libres de los viernes en Fórmula 1: las imágenes onboard mostraron que no puede flexionar los dedos de la mano derecha; apoya la palma contra el volante, y lo fricciona para colaborar con la acción de la mano izquierda. A Williams le viene bien: aporta 10 millones de dólares, generará una enorme promoción y aprovechará su conocimiento técnico. No puede irle peor de lo que le fue en 2018, cuando terminó último en el campeonato de constructores.

Robert Kubica vuelve a la F-1 después de ocho años y con el brazo derecho dañado.

7. NUEVOS ALERONES

Después de un par de años de estudios técnicos, monitoreados por el director deportivo de Liberty Media, Ross Brawn, el reglamento estableció el uso de alerones más anchos y largos; la idea es que los spoilers delanteros no tengan tantos elementos en cascada, como hasta 2018, para que la aerodinamia no afecte tanto al desarrollo de las carreras. Con los alerones utilizados hasta el último mundial, que estaban diseñados para evitar que el aire chocara contra los neumáticos delanteros y generara más resistencia al avance, lo que ocurría es que ese aire turbulento era conducido hacia los costados y provocaba la imposibilidad de que el coche que venía atrás pudiera acercarse lo suficiente como para intentar un sobrepaso. Estos cambios no significan, de todas formas, que el principio vaya a funcionar ciento por ciento. Los equipos reportan haber perdido un 20 a un 30 por ciento de downforce con estos cambios pero aseguran que la recuperarán en el transcurso del año.

8. MENOS COMPUESTOS DE NEUMÁTICOS

Serán siendo provistos por la marca italiana, pero solo habrá cinco compuestos para piso seco (en lugar de los siete de 2018) y para evitar confusiones en los fanáticos, los tres distintos compuestos que se lleven a cada carrera se denominarán “blando”, “medio” y “duro”. Seguirá siendo obligatorio que cada piloto utilice al menos dos compuestos distintos durante la carrera.

9. MÁS NAFTA PARA ACELERAR

Los pilotos venían quejándose de que, en muchas circunstancias de las carreras, tenían que moderar sus ataques para cuidar combustible y poder llegar al final de la carrera. Un doble contrasentido, teniendo en cuenta que los coches de Fórmula 1 generan, además, energía híbrida, y se supone que tienen que ser conducidos a fondo durante toda la carrera. La FIA estiró el límite de combustible permitido para cada GP, que pasa de 105 a 110 kilos. Se espera que así ni Lewis Hamilton se lamente de tener que levantar el pie del acelerador. Por esa razón, además, los coches serán un poco más largos entre ejes, porque aumentará el tamaño del tanque de combustible, que va situado entre el habitáculo y el motor. Normalmente, Mercedes es quien tiene el auto más largo entre ejes: ¿Lo favorecerá más este cambio?

10. LOS GUANTES BIOMÉTRICOS

Una novedad en términos de seguridad. Los pilotos llevarán en sus guantes un sensor especial, que mide tres milímetros y pesa 30 gramos, que se encargará de transmitir la frecuencia del pulso del piloto y su nivel de oxígeno en la sangre. Esa transmisión se hará al auto médico, de manera de que los especialistas puedan saber de inmediato, en caso de accidente, si el piloto sufrió alguna lesión que le afecta la respiración. Así puede ganarse tiempo valioso que podría salvar una vida.

Fotos: Gentileza Motorsport, Ferrari, Williams, Formula 1.com

 

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre