MAS DE SEIS MESES después del terrible accidente que sufrió en Suzuka, Jules Bianchi sigue peleándola.

Jules Bianchi la sigue peleando. Una historia conmovedora

 

Philippe Bianchi, el padre de Jules e hijo de otro ex piloto, Mauro, dio un reportaje al diario Nice-Matin, de la ciudad en la que viven y en la que su hijo continúa internado en estado de coma, “en respeto a toda la gente que continúa enviándole a Jules sus bellísimos deseos, coraje y afecto todos los días”, pero admitiendo que es poco lo que progresó su estado general. “Lo único que puedo decir es que está luchando denodadamente, como siempre hizo, antes y después del accidente” manifestó. A continuación, las frases más destacadas de la entrevista:

  • Nuestro universo colapsó el 5 de octubre de 2014. Las preguntas que uno no puede responder ahora sobre su estado son ¿lo logrará? Y si lo hace ¿podrá vivir normalmente o quedará discapacitado?. Este tipo de accidente te ashocea más que la muerte directa. El dolor es interminable. Una tortura diaria”.
  • “Quiero agradecerle a todas las personas que piensan en él y decirles que les daremos noticias cuando las haya, buenas o malas”
  • “Cada día Jules corre una maratón. Desde un punto de vista médico, su condición es estable. No tiene problemas físicos, es bastante autónomo. Todos sus órganos trabajan sin asistencia. Pero permanece inconsciente».
  • “Sabemos que en esta clase de trauma, la evolución es muy lenta. Pero comparado con lo que nos dijo el profesor japonés que lo operó en Yokkaichi, es el día y la noche. Cuando llegamos con su madre allí para ver a Jules, no había esperanza. Se hablaba de lesiones irreversibles”
  • “Se dijo que no podría ser transferido (a Francia) en menos de un año, pero lo hicimos a las siete semanas, tan pronto como Jules comenzó a respirar por su cuenta, sin ayuda artificial. Pero ahora los doctores nos dicen que no hay ninguna intervención específica que practicar. Lo más importante es estimularlo, para que Jules sienta una presencia constante al borde de su lecho”.
  • Así que nos turnamos, su madre, su hermana, su hermano, yo, y también su novia alemana, Gina, que vive en Niza ahora. De tanto en tanto, Jules muestra algunos signos de movimiento, vemos que algo está pasando. A veces está más activo, se mueve más, nos aprieta la mano, pero es difícil saber si eso es real o simples movimientos reflejos”.
  • Jules es joven. Tiene 25 años. Es muy fuerte físicamente y sobrevivió a un impacto de 93G. Estoy muy orgulloso de él. Siempre lo estuve, pero ahora está haciendo un esfuerzo de la puta madre… Está avanzando. Esperamos que haya una evolución. Ojalá que el próximo paso sea salir del coma”.

Ojalá.

Por el equipo de VA

Fotos: Motorsport 

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre