AMBOS GENERAN EMOCIÓN, de eso no quedan dudas.

Por eso Nissan, el patrocinador automovilístico global de la Champions League que acaba de ganar una vez más Real Madrid, ha puesto a prueba al fútbol para descubrir si el entusiasmo del juego es más emocionante que ir de pasajero en el emblemático GT-R.

En colaboración con los expertos en ciencias del deporte de la Universidad de Loughborough, Nissan equipó a los participantes con tecnología portátil para monitorizar y recoger un índice combinado de datos. Dichos datos incluían el ritmo cardíaco, frecuencia respiratoria y actividad electrodérmica, con el objetivo de analizar el efecto fisiológico que tiene la emoción y, en definitiva, determinar cuál de las dos actividades es más emocionante.

SpeedAgro

 

Los experimentos en vivo tuvieron lugar durante algunos partidos clave de la Champions League, y los resultados se compararon con las reacciones de los pasajeros que viajaban en un Nissan GT-R conducido por pilotos profesionales alrededor del sensacional circuito de Spa-Francorchamps, en Bélgica.

Mirá los resultados:

 

Las principales diferencias detectadas se produjeron en las respuestas fisiológicas de la frecuencia respiratoria de los pasajeros y de los aficionados al fútbol. Durante los partidos de fútbol, se detectó un aumento de la frecuencia respiratoria, seguida de una reducción de la misma, que se correspondían con los momentos en los que los aficionados aguantaban la respiración durante los momentos clave de expectación, lo cual demuestra que su trayectoria emocional durante el curso de los 90 minutos se asemeja a una montaña rusa de emociones. Por su parte, los aumentos constantes de la frecuencia respiratoria de los pasajeros del GT-R indican una sensación más prolongada de emoción.

 

 

Por el equipo de VA.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre