BIEN PLANTADO.

“El balance es muy bueno”, le dice un distendido y elegante Esteban Guerrieri a visionauto en un primer y rápido análisis sobre un tema habitual a esta altura del año como es el análisis de la temporada culminada.

SpeedAgro

El objetivo era ganar carreras y pelear el campeonato”, señala sobre su participación en WTCR , o sea la nueva versión del Mundial de Turismo, que lo tuvo como permanente protagonista sobre un Honda Civic Type RTCR del equipo Munnich Motorsport.

El triunfo en el difícil callejero de Macao sobre el Honda Civic Type cerró un buen año para Guerrieri en el WTCR. Lo escoltó su compañero Timo Scheider.

Guerrieri ganó un par de carreras (Nurburgring y Macao) y tuvo otras buenas actuaciones pero no logró llegar a la fecha final (son tres carreras) con chances firmes para alcanzar el título. “Tuvimos cierta irregularidades por situaciones internas en el equipo”, explica Esteban, quien con su victoria en la carrera final en Macao pudo trepar al tercer lugar del campeonato ganado por el veterano (2/3/62) italiano Gabriele Tarquini. Precisamente ese triunfo en Macao merece una particular mención del piloto de Mataderos.

“Ganar en Macao me alegró mucho porque era una cuenta que tenía pendiente ya que había ganado en circuitos emblemáticos como Monza, Spa, Nurburgring, pero me faltaba Macao. Por suerte pude saldarla, je…”.

-Corriste también en el WTCC, ¿qué diferencias has notado con los autos del WTCR?,  pregunta visión.

-Con relación al WTCC, los autos son de serie y por lo tanto tienen un menor desarrollo técnico. Poseen casi 100 HP menos de potencia, y esos en los tiempos de vuelta significa que se pierda un segundo por cada kilómetro en cada circuito. Como contrapartida hay más autos, participan más fabricas  y el nivel de pilotos es muy parejo. Por eso ganar en el WTCR es más difícil que lo que lo era ganar en el WTCC…”.

«Si me invitan y no se superpone con otros compromisos internacionales, no tendría problemas para participar en los 200 Km de Súper TC 2000», le dijo Guerrieri a visión sobre su chance de correr en Argentina en 2019.

 –Pero el campeonato lo ganó un piloto de 56 años, como Tarquini…

-No sabés lo que anda el Viejo (por Tarquini) y las ganas y el profesionalismo que le pone a todo. A esto hay que agregarle que es un gran piloto con mucha experiencia. Tal vez le falte ese plus de riesgo que hay que tomar en circuitos como Nurburgring ó Macao, pero lo compensa con su ritmo de carrera y su vasta experiencia.

-¿Cómo viene tu 2019?

-Soy piloto de Honda, que es quien toma la decisión de ubicarme en el equipo que le parezca conveniente. La idea es seguir en el WTCR para pelear el campeonato y además hacer algunas carreras de GT3 de larga duración. Me gustan estas carreras (Blancpain Endurance) porque están abiertas a distintas estrategias. Por eso los equipos le dan más valor que a las carreras de una hora, donde no tiene tanta importancia el trabajo de esos equipos.

Esteban Guerrieri. Otro gran embajador argentino en el automovilismo internacional.

 

Fotos: Mónica Paz y Prensa Honda 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre