NO FUE UN TRIUNFO MÁS

Para nada fue un triunfo más para Nicolás Cotignola el que logró en el TC Pista en San Luis. El piloto del Sprint Racing ya había ganado hace dos años en el mismo trazado del Rosendo Hernández y también esta temporada acumulaba tres éxitos consecutivos, pero esta vez la victoria tuvo un sabor que excedió lo estrictamente deportivo.

Un emocionado Cotignola alza la copa que llevó a su padre Marcelo. Lo acompañan Barucca y Ruggiero
SpeedAgro

 

Esta nueva victoria estuvo signada por la emoción por ese delicado momento personal que está viviendo Nicolás por el accidente  que su padre Marcelo protagonizó días atrás mientras probaba en el rolo de su taller el auto de Nazareno López e imprevistamente se produjo una explosión e incendio. Marcelo sufrió quemaduras en la cara y las manos, además de verse afectadas sus vías respiratorias. Está internado con coma farmacológico inducido. Los médicos confían en su recuperación pero tendrá una prolongada convalecencia.

“Le  voy a llevar la copa al sanatorio…” anunció Cotignola tras bajar del podio donde estuvo acompañado por Juan Pablo Barucca, que completó el 1-2 de Torino, y Alan Ruggiero,el mejor representante de Ford. Atrás había quedado una carrera que Nicolás dominó de punta a punta, pero que dejó en segundo plano en sus comentarios. “Ahora lo más importante es que papá se recupere…” repitió.

Bien Nicolás y fuerza Marcelo.

 

Por el equipo de VA

Fotos: AIF

VisionAuto en Instagram

1 COMENTARIO

  1. Esta bien que estos prototipos están hechos para que se suban con todas la ropa ignífuga pero también creo que es preocupante que (encima que deformaron mas la carrocería con algo horrible) los pontones sean de plástico y se puedan prender fuego con tanta facilidad…

    No debería haber autos de plástico y no me refiero solo a los prototipos del TC, sino también a los de otras categorías.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre