CON AUTORIDAD.

Se habrá imaginado mil veces cómo sería su primera victoria. Lo que es seguro es que, de las variadas opciones que se deben haber cruzado por su cabeza, se dio la más complicada: arrasando. Porque Juan José Garriz le sacó todo el rédito a largar desde la pole y, con un Citroën C4 Lounge demoledor, comandó de principio a fin esta 2° fecha del TC 2000 en Olavarría.

«No caigo todavía, estoy muy contento. Tuve bastantes nervios en el arranque de la carrera, pero ya en la primera vuelta pude hacer una buena diferencia y eso me fue tranquilizando. De ahí en más, me dediqué a no desgastar el auto. Fue difícil mantener la concentración, pero siempre estuve enfocado en conseguir este objetivo», explicó Juanchi, al que nadie pudo hacerle frente durante al carrera.

Así de cómodo transitó Garriz por el Hermanos Emiliozzi.
SpeedAgro

Dentro de un trámite demasiado lineal, Matías Cravero, compañero de Garriz, finalizó segundo con la misma comodidad del ganador, mientras que tercero -y muy lejos- arribó Nacho Julián con un Toyota Corolla. Rodrigo Lugón, con el Renault Fluence, consiguió un cuarto puesto que le permite mantener la punta del campeonato, mientras que Martín Chialvo, vencedor en el sprint sabatino con un Ford Focus, tuvo que abandonar a falta de 5 vueltas.

Lo dicho, Lugón manda en el campeonato con 56 puntos, Garriz tiene 53 y Cravero 48. La próxima cita del TC 2000 será el 5 de mayo en el autódromo de Río Cuarto.

 

Fotos: prensa TC 2000.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre