HASTA ACÁ LLEGÓ.

Los dos necesitaban volver a ganar, no sólo porque están acostumbrados a subirse a lo más alto del podio, sino también, porque era la única manera de volver a meterse en carrera por el campeonato, donde Matías Rossi venía dominando a piacere. Y, tanto Franco Girolami como Agustín Canapino lo hicieron en Alta Gracia, donde se disputó la 9° fecha del Top Race.

El Misil llegó a la cita punteando el campeonato y con tres victorias en tres fechas, mostrando un nivel superlativo y con el cartelito de rival a vencer. Pero, en la primera final, se encontró con un Girolami imperturbable con el Lancer, y que aprovechó largar desde la pole para imponerse de principio a fin. Rossi, con el Camry, se conformó con el segundo puesto y, tercero, llegó Caíto Risatti.

Franco volvió a ser el de principio de campeonato y se puso a tiro de Rossi.
SpeedAgro

En la segunda, se vio la mejor maniobra del día, gentileza de Canapino que, en un relanzamiento, pasó de quinto primero con un sobrepaso que desairó, primero, a Matías Rodríguez y a Risatti, para luego meterse por afuera ante su compañero Diego Ciantini y Gabriel Ponce de León. Así, con el Mercedes del MS Sportteam, el Titán agarró la punta tras largar 11° (así llegó en la carrera 1 tras hacer un trompo cuando marchaba cuarto) y volvió al triunfo que no conseguía desde la fecha inicial en Paraná.

Rodríguez y Girolami completaron el podio, mientras que Rossi terminó sexto y apesadumbrado porque, tras un relanzamiento, piso una mancha de aceite que lo obligó a entrar a boxes cuando tenía auto como para quedarse con el triunfo. Además, la diferencia de 20 puntos sobre el de Isla Verde con la que llegó a Alta Gracia se redujo, apenas, a 5.

Mirá la maniobra de Agustín:

Párrafo aparte para el tremendo golpe del debutante Peter Olaz, su auto quedó muy dañado luego de pisar la misma mancha de aceite que Rossi y terminar contra la contención. Por fortuna, el piloto salió dolorido por el golpe pero ileso. Eso sí, el auto se lo llevó en un sobre.

Así quedó de dañado el auto de Olaz.

PASÓ LA PRIMERA PRUEBA 

Para el Top Race Series fue una fecha especial, ya que corrió por primera vez con la modalidad endurance, aunque compartiendo pista con el Top Race y, también, con dos carreras. La primera, con los titulares, la ganó Bruno Boccanera con el Mondeo, seguido por Fabrico Persia (Cruze) y por Fabián Flaqué (Camry). La segunda, con invitados, fue para Nicolás Cazal, con el Toyota de Gastón Pacioni, mientras que el podio lo completaron Adrián Oubiña, con el auto de Boccanera, y Gonzalo Perlo, con el de Tomás Brezzo.

En el Junior, otra victoria más para Ariel Persia (Mercedes), que llegó a la sexta en el año y está claramente encaminado a llevarse el título. Detrás llegaron Lucas Gambarte, con un Mondeo, y Rodrigo Ortega, con otro Mercedes.

Boccanera se llevó muchos puntos y lidera el Top Race Series.

Repasando los campeonatos, Rossi manda en el del Top Race con 238 puntos, Girolami tiene 233 y Canapino 200. En el Series, Boccanera tiene 150, Fabri Persia 143 y Pacioni 130, mientras que en el Junior se escapó Ariel Persia con 119, mientras que Bernardo Ortega y Gambarte lo siguen con 81.

La próxima carrera, 10° del calendario, será el 20 de octubre en el Roberto Mouras de La Plata.

 

Fotos: gentileza Guillermo Cejas (portada), Twitter Peter Olaz y prensa Top Race.

 

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre