UNA DE LAS CARRERAS MÁS LEGENDARIAS


Con más de medio siglo de rodaje, las 24 Horas de Daytona son una cita ineludible en el concierto de los coches sport y la larga duración. Por eso vale un repaso de algunos triunfos históricos.

1967/1968: EN FORMACION

En 1967, Ferrari venía de una derrota estrepitosa ante Ford en Le Mans, cuando tres GT40 cruzaron la línea en formación. Los italianos se vengaron al volver a encontrarse, en Daytona. Chris Amon y Lorenzo Bandini (en el centro), los vencedores.

La tripleta de Ferrari en 1967
SpeedAgro

Porsche dominó al año siguiente y repitió la foto. Al auto ganador, de Vic Elford y Jochen Neerpasch, también lo manejaron otros tres pilotos (Siffert, Herrmann, Stommelen) durante la carrera.

Porsche repite el esquema en 1968

 

1971: UNA HORA Y MEDIA EN LOS BOXES

Aquel año, contra los poderosos Porsche 917 oficiales, Roger Penske presentó una Ferrari 512M muy, muy afilada, que dio gran batalla. Pero el tráfico de Daytona se cobró su cuota al provocarle un accidente, que le hizo perder más de una hora en reparaciones. El 917 de Pedro Rodríguez y Jackie Oliver llevaba ¡43 vueltas de ventaja! cuando faltaban tres horas de carrera; en ese momento, la transmisión se trabó. Los mecánicos tardaron una hora y media en reparar la caja, y al salir de boxes, Rodríguez estaba 3 vueltas detrás del nuevo líder, otra Ferrari. En una hora y 45 minutos, el mexicano descontó la ventaja y sacó un giro más…

El 917 de Rodríguez-Oliver,a los boxes…

1983: DE INDIANAPOLIS A DAYTONA

Cuatro veces ganador de las 500 Millas de Indianápolis, A.J.Foyt solo accedió a correr las 24 Horas por pedido de su padre Tony, que estaba muriendo de cáncer. Empezó la carrera con un Aston Martin Nimrod que abandonó tras 121 vueltas (uno de sus pilotos era Guillermo “Yoyo” Maldonado), y después lo subieron a un Porsche 935L GTX, para disgusto del principal piloto de la tripulación, el francés Bob Wollek, que entendió que Foyt les robaría toda la atención. Pero en la lluvia del final de la carrera, el texano mostró su larga sabiduría…. Ganaron por cuatro vueltas de ventaja. Preston Henn (el dueño del auto) y Claude Ballot-Lena también compartieron la conducción

Foyt y el curioso 935L GTX en 1983

1991: EL QUINTUPLE

Uno de los más grandes íconos de la IMSA, Hurley Haywood, se transformó en el primer piloto en ganar en cinco oportunidades las 24 Horas. Había conseguido su primer triunfo en 1973, sobre un modesto Porsche 911 y repitió en 1975, 1977 y 1979. Pero tuvo que esperar otros doce años para compartir un Porsche 962 con pilotos de la talla de Henri Pescarolo, Frank Jelinski y… Bob Wollek. El equipo era el Team Joest, el mismo que este fin de semana será el oficial Mazda. Haywood, que tiene 70 años, ganó además en tres ocasiones las 24 Horas de Le Mans y en dos oportunidades las 12 Horas de Sebring. ¿Una curiosidad? Todas al volante de un Porsche…

El 962C vencedor en el peralte de Daytona

2013: EL RECORD SE IGUALA

Scott Pruett es el otro piloto que consiguió cinco victorias en la Daytona 24; después de vencer en 1994, a bordo de un Nissan, se sumó al equipo de Chip Ganassi para vencer en 2007, 2008 y 2011. La victoria de 2013, a bordo de un BMW-Riley, fue especial no solo porque igualó la marca de Haywood (“Hurley me pidió que obligara a Scott a retirarse”, bromeó luego Ganassi), sino porque compartió el auto con Juan Pablo Montoya, que logró así su tercer triunfo en las 24: si este fin de semana vence con uno de los Acura de Penske, sumará su cuarto halago, y quedará a solo uno de Haywood y de Pruett. Memo Rojas y Charlie Kimball compartieron la dotación triunfadora en una carrera muy complicada por la niebla, y en la que, al cabo de las 24 Horas, apenas hubo 22 segundos de diferencia con el escolta, el Dallara-Chevrolet del Wayne Taylor Racing, el último ganador, que este año tiene a Fernando Alonso entre sus pilotos…

El BMW-Riley de la quinta victoria de Pruett

Fotos: Archivo Daytona International Speedway

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre