UN ARGENTINO DE EXPORTACIÓN.

Es Gustavo Donadío, el técnico argentino de recordadas creaciones en el automovilismo nacional de los 80 y 90. Radicado desde hace varios años en Perú,  en otro de los habituales podcasts, conversó con Vision Auto Radio. Charla sustanciosa, donde contó sus múltiples actividades y experiencias en parte de Latinoamérica. Acá podés leer una síntesis de sus conceptos y, si aún no lo escuchaste acá en visionauto también lo escuchás en el podcast.

«Me gustaría mucho que hubiese un campeonato sudamericano de fórmula» dijo Gustavo, lamentando las desapariciones de las Fórmulas 2 y 3 Sudamericana.

MUCHO TRABAJO A DISTANCIA

«Estoy feliz y con mucho trabajo en la profesión que elegí desde joven. Dejé el automovilismo argentino en el 2003 y empecé a viajar por Latinoamérica de la mano del Ferrea Racing con un gran amigo como Daniel Urrutia que me abrió muchas puertas en en Colombia, Perú y Centroamérica, para trabajar en la construcción de autos y también para participar en cursos y seminarios. Actualmente estoy a cargo del RR Sport, un equipo de GT 1 que participa en el Campeonato Latinoamericano de GT 1, donde hay Audi R8, Porsche 911 y GT, Corvette con motor Chevrolet. Las carreras se corren en Guatemala, en Honduras, Costa Rica y Panamá. Fuímos a la fecha inicial en El Salvador y al volver por lo que paso con la pandemia quedamos haciendo cuarentena en Guatemala. Hasta antes de la pandemia, trabajaba a la distancia desde mi dúplex en Miraflores (Perú), donde en el segundo piso tengo instalada la parte de ingeniería. Para este tipo de trabajo la clave es contar con la gente apropiada en cada lugar».

EL CÁLIDO RECUERDO DE LEO MONTI

«Tengo un gran afecto por Leo Monti y lo recuerdo mucho. Era un tipo con mucho capacidad. Con Víctor Rosso trabajamos juntos al principio del desarrollo de los chasis DEPAC. Leo tenía un gran ingenio, y así  logró vincular la barra estabilizadora de los Honda del TC 2000 al portamaza, una novedad que fue una revolución ya que los autos que no la usaban, no funcionaban. Hace un año Enrique Scalabroni nos contó que los Mercedes Benz de Fórmula 1 usaban ese elemento. Esto no quiere decir que copiaron lo que hizo un argentino, pero demuestra el nivel de inventiva de los argentinos.»

EL AUTOMOVILISMO ARGENTINO

«El automovilismo argentino es una cosa increíble. Por su volumen  e importancia es uno de los más grandes del mundo, como son los de países como Italia, Inglaterra, Alemania, lo de Argentina es increíble por el contexto económico (del país). Se fue transformando desde aquel de los años 90 que mirábamos con mucho cariño, porque el actual se convirtió en un automovilismo más profesional y comercial. Las categorías manejan absolutamente todo, y se ha ido quitando la inventiva y capacidad de trabajo de los técnicos que vinieron detrás de nuestra generación que
tuvo grandes exponente como Oreste Berta y Osvaldo Antelo».

Los TC 2000 de Colombia y Perú también son campos de trabajo para Donadio. «Son categorías que luego del costo inicial del auto, tienen un mantenimiento bajo», destaca Gustavo.

EL AVANCE DE LOS PROVEEDORES

«Cuando en 1990 ganamos el título de TC con Emilio Satriano, un señor venía y te dejaba una cupe Chevy y a los tres o cuatro meses pasaba a buscar un auto de carrera para correr. Eso Actualmente eso no existe más. Para armar un auto, un proveedor te vende una cosa, otro te vende otra y hay tanta
cantidad de limitaciones que lo único que tiene que hacer el equipo es armar lo que le entregan y  con pocas posibilidades de trabajar y desarrollar. Esto se ha ido extendiendo a todas las categorías, excepto el Turismo Nacional. Antes se podían desarrollar elementos; recuerdo que en el año ´90 inventamos,
entre comillas, una suspensión trasera que es la que hoy en día usan los TC».

UN RETORNO LEJANO

«Podría volver al automovilismo argentino pero por ahora no es mi intención. Creo que me costaría porque me acostumbré a otras cosas. Me acostumbré a analizar e interpretar reglamentos con libertades, que dan la posibilidad de creaciones interesantes, y nos permite crecer desde lo profesional y lo técnico. En la Argentina, durante estos últimos años se ha ido sacando la posibilidad de hacer desarrollos. En el Súper TC 2000 te venden todos los elementos, en el TC, también. A veces hablo con amigos que tengo en el automovilismo argentino, y me dicen que es muy poco lo que se puede hacer».

LA FELICITACIÓN DE PABLO PEÓN

«Hace unos años en Perú se hizo algo similar al TC 2000 de Argentina. Se eligió una plataforma básica pero con muchas más libertades de trabajo. La categoría funcionó muy bien con alta competitividad, y hasta vino un piloto (Maxi Baumgartner) desde Argentina para correr. Un día pasó Pablo Peón de viaje, en momentos que al frente de la categoría de Perú estaba Pablo Brea y nos felicitó. Lamentablemente después se estancaron, porque los dirigentes peruanos no escucharon otras opiniones. Peón les había dicho que nunca saliesen de la TV abierta pero se fueron al cable que los transmitía las carreras cinco días después. Nadie los veía y de los 12 mil espectadores que llegaron a juntar en un autódromo en alguna fecha, cayeron a mil».

Tatiana Calderón y su familia mantienen una estrecha relación con Donadio. «Ojalá llegue a correr en Fórmula 1»,dice el técnico argentino sobre la colombiana, actual piloto de reserva de Alfa Romeo.

EL TC 2000 COLOMBIANO

«A diferencia de lo que ocurrió en Perú, el TC 2000 en Colombia está muy bien manejado. Al frente de la categoría se encuentra Ricardo Soler, un gran amigo mío que hace unos años viajó a la Argentina para ver el TC 2000. Es un persona  que tiene gran conocimiento. El automovilismo colombiano ha crecido en popularidad en los últimos años. Por nuestra experiencia,
nos consultaron sobre el reglamento y tratamos de hacerlo equitativo. Los autos son similares a los de la Clase 3 del Turismo Nacional en Argentina, con libertades mayores y más cargas aerodinámicas que los hace doblar rápido. Los motores tienen una potencia de 220 HP, y en ellos ha trabajado Sergio Palacios (el técnico que entrevistó visión). Son autos lógicos en chasis y suspensiones, con buena aerodinámica, gomas slicks o casi slicks de una sola marca. Corren Honda, Fiat, Chevrolet, Toyota.  Habitualmente el campeonato tiene 10 fechas, aunque este año por la pandemia se redujo a cuatro que se corren a fines de octubre y noviembre».

LA VARIEDAD DE PRESUPUESTOS

«Los presupuestos de los TC 2000 en Colombia y Perú son más bajos de los que muchos imaginan. Hacer un auto cuesta unos 70.000 dólares, pero el mantenimiento es muy bajo y ahí está el secreto y el éxito del crecimiento. Los frenos son similares a los autos de calle. No te dejan usar tres juegos de gomas, sólo podés utilizar uno y medio. A veces se habilitan los viernes para las pruebas, pero generalmente la actividad se realiza los sábado y domingos. La idea es que el auto no se lleve todo el presupuesto, algo que es el gran problema del automovilismo argentino, donde resulta carísimo mantener un auto de carrera. Y esto ocurre porque no se puede romper el sistema que rige todo. Para romperlo tenés que dejar de depender de los proveedores, y eso es algo muy
complicado».

LA AMISTAD CON TATIANA CALDERÓN

«Tengo el honor de ser amigo del padre de Tatiana Calderón, con quien hace unos años ganamos unas Seis Horas de Bogotá con el equipo Kia. Tatiana tiene buenas condiciones y la prueba es que está como tester en el equipo Alfa Romeo de Fórmula 1. En cuanto a la mayor proyección internacional de pilotos con relación a la Argentina, el análisis de las economías de Colombia y en
Perú muestran que están por encima de nuestro país. Esa diferencia hace que puedan viajar pilotos al exterior ya sea con el apoyo de las federaciones como de empresas privadas».

El Fiat Regatta fue un auto emblemático del TC 2000 . Con Cocho López gano cinco carreras en 1990 pero no le alcanzó parta impedir otra coronación de Traverso con el Renault. Fue subcampeón. El Regatta fue restaurado y Donadío ha asesorado.

EL NIVEL DE LOS PILOTOS

«Pilotos capaces hay en todas partes del mundo pero para que funcionen en otro automovilismo necesitan su proceso de adaptación. Como ejemplo vemos lo que está pasando con Rubens Barrichello en el Súper TC 2000. Por más que tenga mucha experiencia, gran capacidad y venga de la Fórmula 1, le cuesta porque es otra la potencia y son otros los neumáticos, los circuitos, los rivales… Por eso, si llevara al mejor piloto de Colombia o Perú a correr en Argentina por una carrera,
seguramente clasificará ultimo o anteúltimo; pero si le doy la continuidad de un campeonato no va a desentonar en lo más mínimo».

EL INOLVIDABLE FIAT REGATTA «VENCEDOR»

«De todos los autos que construí en Argentina hay tres con los que me encarié no sólo por el nivel técnico, sino por todos los resultados. Uno fue el Chevrolet de TC de (Emilio) Satriano en 1990, con el que marcamos un hito porque hubo que trabajar mucho en los chasis. Los otros dos son del TC 2000, el
(Fuego) Bazooka y el Fiat Regatta. Al Regatta podría ponerlo al tope del podio, porque fue un desafío muy grande luchar con el equipo Renault que tenía a Oreste Berta con todo lo que significaba. También recuerdo los autos de fórmula, ya que en nuestra historia hicimos 100 autos entre los que corrieron en Argentina y Uruguay. Trabaje 30 años en el automovilismo
argentino y aprendí mucho con maestros como Berta, Antelo, Miguel De Guidi y pilotos como Cocho López y Maldonado. Ellos forjaron lo que soy ahora….».

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre