QUEDO CLARO

No resultó nada sencillo concretar La Carrera del Año de Top Race, junto a los camiones de Brasil en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez. Es más, el evento corrió riesgos.

Es habitual en el ambiente del automovilismo nacional desde hace demasiados años, que ante una carrera programada en el histórico coliseo porteño, se sepa que los organizadores, las dirigencias de las categorías que lo visiten deben afrontar un cúmulo de factores legales, operativos, laborales, que complican cada concreción. Cuidado, en visionauto estamos de acuerdo con el cumplimiento de las normas fijadas, y sobretodo las relativas a la seguridad para corredores y público. A lo que nos referimos y la prensa más de una vez es el receptáculo, es lo que deben afrontar los encargados de organizar carreras de autos, obstáculos, trabas burocráticas, tironeos con tufillo político y marchas y contramarchas que desgastan.

Autos (TRV6) y camiones (Copa Truck), reunirlos en el autódromo resultó muy complejo.
SpeedAgro

La visita del Top Race al Gálvez junto a la Copa Truck no ha sido la excepción. Lo ha patentizado con crudeza y opiniones para la polémica, Miguel Angel Guerra cuando conversó con visión. Guerra, alejado del Top Race hace más de un año por diferencias serias con el presidente Alejandro Urtubey, reapareció en la categoría sorpresivamente para algunos. Los motivos que separaron a Urtubey y Guerra, como en casos que han involucrado a otros personales del ambiente, desaparecieron y retomaron el vínculo.

Guerra se puso serio y lanzó su preocupación por el autódromo

 

Autodefinido como “asesor del presidente Alejandro Urtubey”, Guerra tuvo a su cargo la coordinación general organizativa de La Carrera del Año y la presencia de los camiones provenientes de Brasil. Angel sabrás, también es director deportivo de Renault en Súper TC2000, fue hace poco el que les gritó de una por radio “¡Basta!” a Facundo Ardusso y Leonel Pernía, cuando se tocaron y pusieron en riesgo la victoria nocturna del rombo en el callejero de Santa Fe.

En la sala de prensa del autódromo capitalino, Guerra parado apoyó sus manos sobre la mesa, y cuando le planteamos temas, soltó sin filtro lo que tenía adentro, lo más parecido a bronca e impotencia y hasta desazón. Sus palabras fueron harto elocuente, “tuvimos innumerables trabas cuando llegamos al autódromo días antes de la carrera para avanzar en la organización de un evento tan importante y con la presencia de una categoría internacional (aludió a la Copa Truck). Eso sí como te mencionamos en una nota anterior, rescató “la mano que nos dieron Diego Santilli y Guillermo Feito”, este último una de las cabezas del fideicomiso que pasó a manejar el autódromo, producto de la ley aprobada por la legislatura, que lo encomienda a  tomar decisiones de fondo y, porqué a cambiar el destino del templo fierrero argentino que tal cual te hemos contado, pasará a contar con un polo comercial sobre la Avenida Roca que modificará en forma sustancial su formato.

Mirá, hay una lucha interna de poder por quedarse con el autódromo de Buenos Aires, que lo va a llevar a su desaparición”, disparó Angel. “Existen dos sectores, como si fueran la “lista blanca” y la “lista azul”!, una está del otro lado del alambrado, en las oficinas, y el otra en la parte interna, bah!, en realidad en este caso son dos, uno la Asociación Argentina de Volantes y el otro la empresa formada con gente de la Asociación que estuvo manejando al autódromo”.

Al puntualizar, Guerra sostuvo, “al final de cuentas y por como se dieron las cosas, el costo de traer una categoría internacional como la Copa Truck de Brasil, con el objetivo de ofrecer algo distinto al público, lo bancó Alejandro Urtubey. Se había conversado otra cosa con quienes apoyaron la idea; apoyo que luego se diluyó y quedó en la nada. Es más, nosotros estábamos en la carrera de Top Race en Salta, y lo llamaron por teléfono a Alejandro para preguntarle si era cierto que la carrera en Buenos Aires había sido suspendida!. Así como escuchás, hubo gente y medios que patearon en contra también, medios que no hicieron la difusión que correspondía a un espectáculo del nivel que propusimos”.

Estuvo entretenida la carrera de TRV6.

No tuvo tapujos en afirmar que “si tuviera que aconsejar en que circuito hacer una carrera de autos, diría que ni loco la hicieran en Buenos Aires, que busquen otro circuito. Nosotros analizamos la posibilidad de llevar la Carrera del Año y la Copa Truck al Mouras de La Plata, pero no fuímos porque (Hugo) Mazzacane nos dijo que los camiones iban a romper el pavimento, entonces avanzamos con Buenos Aires y repito, para que sacaramos adelante el evento, vale destacar la mano que nos dieron (Diego) Santilli y (Guillermo) Feito para superar tantas trabas que nos aparecieron”.

“Existen dos o tres circuitos del país, interesados en llevar a los camiones de Brasil -agregó sobre los peso pesados en particular-, bueno trabajaremos con uno de los objetivos para el año que viene mientras que siga existiendo la lucha de poder por quedarse con el autódromo, si continúa va a llevarlo a la desaparición. Esta lucha sin dudas, perjudica al automovilismo argentino en general, más allá de cualquier categoría; como están dadas las cosas, se favorece la idea que el autódromo sea loteado; para tenerlo así, que lo cierren o lo loteen, en una de esas yo compro uno lote, ja!”.

 

Fotos: Top Race y visionauto.

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre