CON CONDIMENTOS DE SOBRA.

Si ya de por sí el Turismo Nacional es sinónimo de espectáculo en cada circuito en el que se presenta, en Centenario tiene un par de detalles que potencian lo que pueda dar la Clase 3: uno, la vuelta de Leonel Pernía con el VW Vento y, la otra, que Manu Urcera, último ganador y líder del campeonato con el Honda Civic, es casi local en el trazado neuquino.

El Tanito todavía sigue dolido por la sanción y sabe que tiene que salir a quemar las naves para recuperar terreno en el campeonato. «No estuvo bueno estar parado y la sufrí bastante. Uno tiene que mirar para adelante sin olvidarse lo que pasó porque lo que me hicieron fue bastante feo. No hay otra forma de verlo y más con los antecedes que hay de toques. Por suerte no nos pueden hacer que paremos de trabajar», dijo Leonel con gesto adusto, temperamental, fiel reflejo de su padre Vicente, la «fiera».

Urcera se quiere ir de Neuquén como llegó: puntero.
SpeedAgro

Totalmente distinto es el semblante de Urcera, que está viviendo un momento «dulce»: “Corrí muchas veces en Centenario; ser local es muy lindo para un piloto. El estar cerca de mis afectos me motiva más para buscar un gran resultado. No pienso en el campeonato, si en completar el fin de semana, en correr y no parar en las carreras. Para este fin de semana, terminar la carrera siendo líder del campeonato será un objetivo cumplido”.

Lo cierto es que, salvo Urcera, que hizo una luz de ventaja, atrás llegan todos apretados, con una deferencia de 12 puntos entre el escolta Juan Pipkin y el séptimo, Emanuel Abdala. En la Clase 2, Agustín Herrera defiende la cima y tiene muy cerca a Ever Franetovich y a Nicolás Posco.

 

Fotos: prensa APAT.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre