ORGULLO NACIONAL.

La Escuela Técnica Henry Ford, que funciona hace 54 años en la Planta de Gral. Pacheco, ganó en el torneo nacional de robótica First Lego League contando con la presencia de diez alumnos y dos mentores, obtuvieron el primer puesto de la competencia. Gracias al logro, los alumnos consiguieron el pasaje a la gran final Internacional de la First Lego League que se disputará en Houston, Estados Unidos, en abril de 2020.

En la First Lego League, los jueces evalúan cuatro aspectos: en primer lugar, el proyecto innovador presentado; en segundo lugar, el diseño del robot; en tercer lugar, los valores de la puesta en escena y el trabajo en equipo; y, por último, el desempeño del robot para cumplir con las misiones propuestas dentro de un tiempo límite. Cada una de estas evaluaciones representa el 25% del puntaje final que define al ganador del certamen. Durante FLL, alumnos de 14 escuelas de todo el país desarrollaron proyectos de innovación tecnológica para resolver problemas de entornos urbanos cada vez más complejos.

SpeedAgro

Todos los años, en FFL se escoge una consigna diferente para que los participantes realicen sus presentaciones y calibren sus robots. En esta edición, el desafío seleccionado fue “City Shaper”, que apuntaba a la resolución de problemas urbanos mediante la realización de proyectos de innovación relacionados a ciudades digitales; esta temática apunta a que los estudiantes desarrollen soluciones a problemas relacionados a sus ciudades o comunidades en las que se sitúan.

Los alumnos de la Escuela Henry Ford brillaron con su proyecto.

Los diez estudiantes de cuarto y quinto año de la ETHF desarrollaron el proyecto de innovación “Efecto Isla de Calor Urbana”, que trataba la problemática de acumulación de calor en las grandes ciudades. Este fenómeno es provocado por las conglomeraciones de cemento y hierro formando una burbuja de calor; debido a esto, el viento engloba la ciudad, pero no la atraviesa, manteniéndose el proceso de isla de calor.

Para dar solución a esta problemática, los alumnos desarrollaron un proyecto que constaba de la realización de un deflector de viento para capturarlo en el punto superior de la burbuja y, de esta manera, impulsarlo hacia abajo. Este trabajo permite orientar el viento y regular su caudal para lograr un descenso de la temperatura en la ciudad.

 

Fotos: Prensa Ford Argentina.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre