EL MEJOR HOMENAJE AL GURÍ.

No fue original la dedicatoria de Mauricio Lambiris, pero pintó la realidad del significado de su victoria en la 2ª fecha de la Copa de Oro.

SpeedAgro

“Este 1-2 del equipo es el homenaje soñado para la despedida de nuestro ídolo”, largó Lambiris, entre las aclamaciones de tono tribunero que lanzaron los muchos extraños que invadieron la sala para conferencias de prensa. Fue su alusión al doblete que completó Johnnito DeBenedictis de los Ford del equipo de Omar Martinez. Justo, justo el día en el que a los 53 años el Guri se despidió del TC luego de 25 años, 365 carreras, 33 victorias y 2 títulos.

Lambiris y DeBenedictis coincidieron en aclarar que no recibieron órdenes de equipo. Jugaron sus chances en los metros inciales de lal primera serie y prevaleció el uruguayo. «No le aflojé y tampoco él lo hizo», destacó Johnnito.

No fue un resultado sorpresivo. Muchos lo intuían tras el dominio de Johnnito en los entrenamientos, y la pole heredada por Lambiris tras el recargo a Mariano Werner. Incluso algunos hasta se ilusionaron con ver al Gurí completando el trío de Ford en punta. Era demasiado para quien estaba prácticamente retirado y arrastraba una inactividad de casi dos años sobre un TC. Ya bastante hizo con cumplir el objetivo de terminar (llegó 23º) la carrera. Igual subió al podio para recibir una más de las muchas ovaciones de la multitud que colmó el circuito en una emotiva  jornada, que también mostró al finalizar la carrera, el coqueteo con el riesgo ante los cientos de fanáticos que con el pasional deseo de reverenciar a su idolo se expusieron peligrosamente ante el paso del Ford amarillo.

“Me levanté pensando que tenía que ser mi gran día”, contó Lambiris sobre sus sensaciones matinales al despertarse en el radiante domingo de Paraná. Fue una nueva muestra de confianza, a las muchas que había dado el día anterior con su convencido pronóstico de “vamos a ganar porque tenemos un gran auto…”. Por lo visto Lambiris sabía lo que decía.

Valentin Aguirre (Dodge) fue el gran rival de los Ford y estuvo cerca de su tercera victoria del año. Finalmente llegó cuarto pero sumó puntos para mantener el liderazgo de la Copa de Oro.

Sólo hubo un momento de incertidumbre en ese camino rumbo a  su segunda victoria en el TC. Fue en el relanzamientod de la 2ª vuelta, cuando el ambicioso Valentín Aguirre le birló la punta en una impecable maniobra por afuera. “Voy a gana “, también había anticipado el arrecifeño de pocas palabras y mucho talento y decisión en la pista. Pero estaba escrito que era el dia de Lambiris, y el error que el uruguayo esperaba de Valentín llegó en la vuelta 20 al deslizarse el Dodge más de lo debido en la curva 1.

El Guri Martinez recibio multiples y hasta riesgosas manifestaciones de apoyo de parte de sus hinchas al salir a la pista con su Ford amarillo.

No sin algunas asperezas (“fueron tres curvas de locos con los autos a la par”), Lambiris recuperó defintivamente el liderazgo. Aguirre comenzó su declive que dio para que Johnnito y Matías Rossi monopolizaran el podio de Ford pero fundamentalmente para que el equipo del Gurí Martínez, en el dia de su retiro como piloto del TC, concretara ese 1-2 soñado por Lambiris e intuido por muchos.

 

(Especial desde Paraná, Entre Ríos).

Fotos: Prensa ACTC.

 

 

 

1 COMENTARIO

  1. Se retiró un referente muy importante del Turismo Carretera, por su forma bonachona de ser, sumado al perfil introvertido, no llegó a la categoría de ídolo, pero marcó con sus victorias, estilo de manejo y maniobras memorables una época del TC que para los entendidos y no tanto como el que se expresa se va a extrañar, como también se va a extrañar la defensa lícita por un puesto de vanguardia.
    Hasta la muletilla Y BUENO…. la vamos a sentir.
    Me hubiera gustado que siguiera en la categoría de sus comienzos la de autos de fórmula, tenía un manejo que lo hacía diferente al resto, no se la razón de porque dejó, casi seguro fue la económica, creo que no tenía techo en los monopostos.
    A fin de ser honesto también nos deja un pasado dificil de digerir y olvidar como fue el mayor escandalo que se tenga memoria en el TC como fue la exclusión y denuncia por el mayor perro que se recuerde en una competencia.
    El y su equipo modificaron a propósito varios elementos del motor,como la técnica siempre medía el cilindro 2, éste daba bien y los cinco restantes todos excedidos, para ello debían hacer un ciguñal, especial,con un piston a una altura y los 5 restantes con otra altura de perno, con eso y otros items se ganaban algo más de 20 CV, todo un golpe bajo hacia los demás preparadores y para el automovilismo todo que no me explico que justificación les dio a sus pares , amigos y familiares.
    Que en esta nueva vida que le toca transitar, nada se termina todo se transforma ,esté más cerca de familia y amigos que por su actividad, muy a pesar suyo los tuvo algo relegados.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre