MIRÁ QUE SE HABLA HASTA EL CANSANCIO DEL REGLAMENTO, ¿EH?

El tema forma parte casi de la cotidianeidad del Turismo Carretera desde muchos años atrás. Se mezclan cuestiones técnicas, posturas personales e intereses de las partes, condimentos políticos y hasta aspectos comerciales. Un abanico que se mantiene abierto y sujeto al debate constante.

¿Acaso existe alguna forma de poner un punto y aparte a tan controversial cuestión en la categoría?, muy difícil y hasta quizá utópico. En tanto, la categoría ha navegado en los últimos años en particular, entre modificaciones periódicas en exceso, que si nos remitimos a la temporada actual, han llegado a 14 (con la reciente relacionada a que en la Copa de Oro, carrera a carrera pueden “abrirse” los motores) los retoques técnicos). Algunos, pilotos, preparadores, dirigentes, las justifican y las argumentan; otros las objetan. La discusión permanece abierta y no asoma una conclusión a la vista.

SpeedAgro

Emparejar el funcionamiento de las cuatro marcas que compiten en TC, es el desvelo de la dirigencia aceteísta que lo ha venido trasladando al área técnica a cargo de sus sucesivos  responsables desde Carlos Marchese, pasando por Alejandro Solga hasta arribar al actual responsable, Alejandro Iuliano.

El automovilismo hoy en día tiene casi todas las respuestas técnicas.

En los tiempos que vivimos, plagados de avances tecnológicos permanentes que no paran de cambiar los paradigmas de la vida misma de las personas, existen herramientas (no descubrimos nada) apropiadas. Si seguimos hablando de los vitales aspectos técnicos del Turismo Carretera, la categoría referencial del automovilismo argentino, las cuenta para volcarlas al estudio y perfeccionamientos de items que justamente, pueden deparar respuestas a tantas posiciones de los que forman parte del “juego”.

Vale preguntarse entonces, si existiendo esas herramientas, son utilizadas y aprovechadas con la mira en encontrar respuestas. La tecnología, inagotable y en constante avance, te permite si continuamos hablando de normas técnicas del TC, conocer en forma fehaciente y puntualizada, el funcionamiento de los autos de carrera a modo de analizar, evaluar y luego llevar a la práctica, cambios que apunten a aquel tan preciado objetivo de lograr la paridad mecánica.

Es pasar de lo virtual a lo real con suma precisión.

En visionauto hemos consultado y escuchado la opinión de Guillermo Cruzzetti acerca de lo que te venimos diciendo; el técnico a la cabeza del “Cruzzetti Racing” y director de “Canapino Sports”, reconocido y con sólida experiencia desarrolla su actividad en la categoría en varios frentes, en la actualidad a cargo del auto de Elio Craparo.

El técnico consultado junto a una de sus amigas predilectas: la computadora

El grupo automovilístico que integra Cruzzetti dispone de un software de simulación matemática denominado DATAS (Data Analysis Tools And Simulation), que fue desarrollado por diseñadores y dinamicistas de Fórmula 1 en el año 2000 “y se sigue perfeccionando hasta la actualidad”, dice Cruzzetti. El programa es de suma utilidad, clave puede decirse para dejar atrás interrogantes y posiciones encontradas cuando se habla del reglamento del TC.

¿De que se trata?, lo explica Cruzzetti a vision, “básicamente se parametriza un modelo de vehículo como puede ser en este caso que hablamos, un Turismo Carretera, con más de 600 variables que incluyen tipo de auto, su aerodinámica, un modelo para el neumático que se utiliza, la curva de potencia del motor, parámetros de los frenos, la caja de velocidades, los componentes elásticos, amortiguadores, etc”. Y apunta, “y por otro lado, se adjunta una pista real, relevada con GPS, con todos los detalles de las curvas, rectas, peraltes, cambios de alturas, el tipo de asfalto, etc, etc”.

¿Que se logra?, “el software, simula una vuelta de determinada marca de auto en esa pista seleccionada, dando como resultado el tiempo de vuelta que se emplea, las velocidades de curva y finales en cada recta, distancias de frenado, los valores de carga aerodinámica, las marchas optimas para transitar cada curva entre otros datos informativos que brinda”, explica el técnico.

Ahora bien, ¿donde radica la gran importancia de esta herramienta virtual, que baja a la realidad tantos puntos concretos?, “el valor conceptual que tiene -dice Cruzzetti- es que modificando variables del modelo del auto, por ejemplo el peso, uno puede conocer como afecta al tiempo de vuelta esa modificación; veamos, por ejemplo si se quitaran 15 kg en una pista como Paraná, representa una mejoría de 0,19 seg por vuelta. A su vez, también se puede estudiar lo mismo, cambiando la potencia del motor, valores de cargas aerodinámicas y así otras numerosas variables del coche”. “Estos estudios son posible efectuarlo con cuanta variable del auto se quiera modificar, como del mismo modo, particularizando el resultado para cada pista”, agrega.

¿A que conclusión se arriba?, a que se dispone de un medio real y absolutamente objetivo para entender los efectos que producen con los cambios reglamentarios en la categoría que se te ocurra, en este caso al que nos referimos, en el TC. Ahora bien, a la hora de analizar y producir cambios técnicos, nada indica que sea tomada en cuenta… En tal caso, ¿a que se debe?

 

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre