«HAY GENTE PARA TODO», dice el refrán y no se equivoca. Mirá lo que hace este empresario iraní con un BMW. 

httpv://youtu.be/1c7FzXygCG0

«Le escribí una carta a BMW y no me respondieron. ¡Así que ahora respondo yo con esta acción!», avisó Pourmohseni Hadi, empresario iraní, que destruyó su BMW M6 de ¡160 mil dólares!

Según ha dicho, al poco tiempo de usarlo empezó a sentir una vibración que le producía náuseas. Por eso, dio por descontado que BMW Italia respondería por el error. 

Sin embargo, la compañía rechazó sus reclamos.Envió una carta a la casa central, situada en Munich, Alemania, en espera de alguna satisfacción. Al ver que la compañía volvía a ignorar sus quejas, ya no lo soportó.

Se fue hasta Frankfurt, donde se realiza la prestigiosa Motor Show, una exposición de autos de alta gama que había sido inaugurada por la Canciller Angela Merkel.

Entonces estacionó en la puerta y destruyó su auto. «Ahora me siento mejor», confesó…

¿No era más fácil ir a defensa del consumidor?

Por el equipo de VA

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre