LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL. CUÁNDO, CÓMO.

El impacto económico y social tan severo que origina la pandemia de coronavirus, y que se descuenta, va a seguir golpeando con dureza a la Argentina y al mundo, lleva como estás viendo, a la adopción de medidas múltiples y excepcionales, para paliar la situación con las que podrás o no estar de acuerdo.

Esa derivación de los tan agudos problemas, se traslada a los deportes; como habrás leído en una nota anterior en visionauto, desde el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, así como desde la Secretaría de Deportes, han estado trabajando en una planificación tendiente a contener a clubes, federaciones, etc.

El automovilismo vale reiterar, no escapa a la tan compleja situación; de un lado a otro circulan versiones, conjeturas, acerca de pasos a dar “el día después”, y como serán dados e incluso algunos puedan quedar en el camino como se teme (acaso categorías que no arranquen este año, equipos, pilotos, patrocinantes…).

Las consecuencias económicas y sociales traducidas en falta de dinero, caída de patrocinios, dificultades manifiestas para pagar salarios, costos, impuestos,  llevan a que las preocupaciones abunden en la dirigencia del automovilismo nacional (que tan poco se ha manifestado como lo hemos venido sosteniendo), y en el resto de los que componen el abanico fierrero.

En el contexto que nos rodea a los argentinos, y rodea por cierto al deporte motor nacional, ha surgido como una referencia a tener muy en cuenta. La reciente reunión mediante video conferencia, entre el Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens desde su despacho, y el presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane en su oficina. Conversación que se va a reiterar a mediados de la semana próxima, para abocarse a detalles más específicos y puntuales.

El diálogo que se va a reiterar.

¿Qué aspectos pudieron abarcar Lammens y Mazzacane en la conversación mantenida? El comunicado de prensa de la ACTC no fue demasiado explícito,  sin embargo dejó expresiones para resaltar. Al principio mencionó que “anteriormente se le había enviado un informe al ministro con el detalle de la cantidad de familias que integran nuestro automovilismo y que, hoy, no poseen otra fuente de ingreso económico”. Agregándose luego “a su vez, a ese informe se le adjuntó un protocolo de seguridad e higiene, que se implementaría cuando la actividad automovilística vuelva a la normalidad, sin la presencia de público». Atención: sin público. Y acerca del protocolo, la referencia apuntó al publicado por el sitio web entradaaboxes.com.ar, mediante declaraciones de Rodolfo Balinottti, médico a cargo del servicio sanitario de la ACTC, que replicara visionauto.

El comunicado después calificó a la conversación entre Lammens y Mazzacane como “amena, en la que ambos expusieron las problemáticas respectivas a cada sector», sin haberse tocado el tema del momento en que podria reiniciarse la actividad automovilística.

El intercambio de puntos de vista via video conferencia entre Lammens y Mazzacane, en la que se percibió que «hubo muy buena sintonía» supo visión, puede haber sido la primera señal hecha pública y concreta, para comenzar a pensar hacia adonde va a marchar «el automovilismo» (como cita el comunicado…), cuando el coronavirus vaya convirtiéndose en un terrible recuerdo.

Fotos: ACTC.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre