DIO EL PRIMER PASO Y QUIERE APROVECHARLO.

A la vuelta de la esquina,  las legendarias 500 Millas de Indianápolis de IndyCar. Y el que pegó primer fue el local Ed Carpenter;  su auto empujado por un motor Chevrolet de su propio equipo, logró su tercer pole position para la mítica carrera, y, esta vez, espera poder redondear un buen resultado.

Carpenter, que además se llevó un chequecito por 100.000 verdes como premio, superó los 370 km/h en su primera vuelta lanzada y terminó concretando la pole con un promedio de 369,285 km/h. A pesar del impresionante registro, su andar fue algo más lento que en su pole de 2015, cuando marcó 371,866 km/h. Detrás del indiano quedaron el francés Simon Pagenaud y Will Power, los dos con Chevrolet. El que hizo una buena clasificación fue Kyle Kaiser, 17° con el auto del Juncos Racing, del argentino Ricardo Juncos.

SpeedAgro

Acá, la pole de Carpenter:

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre