QUE te parece!.

Este es el noble objetivo que persigue CESVI Argentina al apoyar  la campaña Save Kids Lives (Salvemos la vida de los más chicos) de la ONU dentro de la reciente Semana Global de la Seguridad Vial, que forma parte de la Década de Acción por la Seguridad Vial 2011-2020 con la meta de salvar 5 millones de vidas.

Para que te des una idea de la importancia de esta problemática, te dejamos un dato elocuente: diariamente, más de 500 niños (186.300 anuales) pierden la vida y miles resultan heridos en siniestros viales en todo el mundo. Por eso, Save Kids Lives tiene como foco principal una Declaración del Niño para solicitar a los líderes que ubiquen a la seguridad vial en su agenda, en su territorio y alrededor del mundo. ¿El objetivo? Que las rutas sean más seguras para uno de los grupos más vulnerables.

SpeedAgro

Si querés engancharte con esta iniciativa y colaborar, es sencillo: podés  firmar la Declaración a través de internet ingresando a http://www.savekidslives2015.org/ o  alentar mediante una selfie o foto mostrando un cartel de la campaña (lo bajás de la web), sumándole un mensaje propio, compartiéndola en Facebook o Twitter e Instagram.

La parte trasera, el lugar más seguro para bebés y niños.

 

CESVI Argentina, participando  como adherente a Save Kids Lives, prioriza  la ubicación de los chicos en las plazas traseras y con sus respectivas sillas de retención. Mirá las recomendaciones importantes que hace, como aporte a la Semana Global de la Seguridad Vial:

  1. Las plazas más seguras de un vehículo son las traseras, debido a que en la mayoría de los impactos dicha zona es la única que conserva la habitabilidad de los ocupantes.
  2. La mayoría de las lesiones con niños podrían evitarse si fueran sentados en los asientos traseros, utilizando el cinturón de seguridad y el asiento infantil apropiado para su estatura y peso.
  3. Cuando un niño tiene menos de un año de edad o pesa menos de 10 kilos debe usarse un asiento especial porta-bebés, colocándolo en sentido contrario al de marcha. Ello se debe a que en un impacto frontal el débil cuello del niño no soportaría la fuerza con que la cabeza se desplaza hacia adelante.
  4. Cuando los niños pesan entre 10 y 25 kilos (1 a 4 años), se debe colocar la butaca porta-niños de forma tal que el menor vaya mirando hacia adelante.
  5. Luego de los 5 años se utilizarán amoldadores de altura hasta que el niño desarrolle una contextura física que le permita quedar correctamente sujeto con el cinturón de seguridad sin la utilización de estos aditamentos.
  6. Los niños menores de 10 años, por reglamentación de la Ley de Tránsito, deben viajar en el asiento trasero.
  7. Siempre antes de iniciar el viaje, verificar que el cinturón toráxico no pase muy próximo al cuello del niño y que la banda inferior pase por la pelvis y no por el vientre. En el caso que se utilice la silla porta-bebés, se debe corroborar que la misma esté bien sujeta a los cinturones de seguridad del vehículo y que el niño esté correctamente ajustado por los cinturones del tipo arnés que posee la silla.

 

Por el equipo de VA

Foto: Prensa CESVI.

 

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre