REPITIÓ, ES LÍDER y dejó en claro que aparece como uno de los que peleará por el campeonato de la Fiat Abarth Competizione, que tuvo su paso por Mendoza (3° fecha), también con «Vuelta Joker».

Daniel Belli se impuso en la carrera 1 y, con el 2° puesto en la restante, acompaña a Brian Donamari en lo más alto de las posiciones. El de Lanús utilizó una vez la «Vuelta Joker» y se impuso sin problemas, en una carrera que dominó de punta a punta. Detrás llegaron Federico Braga y Sergio Pérez Garat, mientras que Donamari, Pablo Alé y Federico Depauli completaron el podio de la primera competencia.

En la otra carrera, las alternativas fueron similares, con Fabián Gruccio controlando las acciones de principio a fin y una entretenida detrás del puntero, donde Belli salió airoso y finalizó como escolta. En los primeros seis lugares estuvieron Christian Romero, Pablo Melillo, Donamari y Federico Braga.

Belli y Gruccio, los dos ganadores de la Fiat Abarth Competizione en Mendoza.

 

Ahora, Belli y Donamari comparten la punta del campeonato con 115 puntos, seguidos por Braga con 89 unidades, Gruccio 78, Depauli 71 y Romero  70. La próxima fecha está pautada para el 28 y 29 de mayo en el autódromo Oscar Cabalén de Alta Gracia, Córdoba.

Ahora te contamos la historia que desde el año pasado le tocó vivir a Daniel Belli, que lo obligó a cambiar de rumbo en el automovilismo. El de Lanús la remó hasta donde pudo en el Súper TC2000, con mucho esfuerzo privado y el apoyo incondicional de su padre, otra gran fierrero. Hasta que, un hecho delictivo de los que nos suelen azotar a diario, dejó gravemente herido a su colaborador más estrecho. Ese fue el golpe de gracia para«parar la pelota».

«Fue un golpe muy duro lo ocurrido, ahí entonces nos dijimos con mi papá que era mejor hacer un paréntesis, fue en junio del año pasado cuando le ocurrió eso a Rodrigo (García); hacíamos con el todo en forma muy artesanal y ese fue como el golpe de gracia», recordó Daniel a VA.

¿Cómo tomó el hecho de tener que «bajar» de categoría, y dejar de pelear con tipos como Rossi, Canapino, Fontana, «cuando debí hacer el parate hasta que surgió la posibilidad de sumarme a la Fiat Abarth Competizione porque me gustó la alternativa, corría contra  figuras del automovilismo, así como me pasó cuando corrí en TC Pista o Top Race, y bueno tener que enfrentar a rivales mucho menos conocido y algunos que no lo hacen en forma profesional 100%, no me cambió nada mi forma de correr, es más son rivales muy duros», aseguró Belli.

«Yo en cada categoría que he corrido, he puesto lo mejor de mí -remarcó Daniel con convicción-, y arriba del auto me exijo al máximo sin pensar el peso del nombre del piloto que vaya en el otro auto; pongo lo máximo, no me importa el auto de que se trata, es como un desafío contra mí mismo; a mí lo que me apasiona es correr y correr en lo que ueda y dar todo».

No piensa Belli ni se obsesiona por volver a correr en una categoría superior a la competitiva mononarma «yo siempre me enfoqué de la misma manera en el automovilismo, peleando de la misma manera y poniendo lo mejor de mí como digo, ya sea si debo pelear con Traverso o con un piloto que no sea tan conocido, y tampoco siento la diferencia entre los distintos autos de carrera que pueda manejar, arriba cuando los acelerás en definitiva son todos autos de carrera, je!».

De correr se trata.

Por el equipo de VA.

Fotos: Prensa Fiat Abarth Competizione.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre