PERO HASTA AHÍ LLEGÓ.

Se le paró el corazón a todo el mundo, suponiendo lo peor. Una caída fuertísima a 270 km/h, un piloto que salió despedido y derrapó sobre la leca como si fuera un muñeco de trapo y la desesperación de la asistencia al observar el cuerpo inerte. Pero, por fortuna, el italiano Michele Pirro la sacó barata luego del impresionante golpe que se pegó con la Ducati en los libres 2 del MotoGP a la salida de la recta principal y entrando a la curva de San Donato, en Mugello.

Mirá el terrorífico momento y después te damos más detalles:

SpeedAgro

Aunque parezca increíble, Pirro no tuvo lesiones de gravedad ni afecciones neurológicas. Según el parte médico, sufrió una “contusión torácica, abdominal y lumbar, además de una subluxación acromioclavicular”, además de estar consciente casi todo el tiempo, salvo en el primer momento del impacto. Y hay un dato clave: el italiano, que disfrutaba de la primera de las tres “invitaciones” (wild card) programadas para este año, no tenía airbag en su traje, algo obligatorio para los pilotos de MotoGP, Moto2 y Moto3… pero no para los que invitados.

En realidad, Pirro había usado un taje con airbarg en los primeros libres pero, tras el ensayo, lo puso a secar al sol y decidió utilizar otro mono, éste sin el dispositivo, con la mala fortuna de que fue con el que sufrió la tremenda caída. Para tranquilidad de todos, una foto muestra al piloto internado pero en buen estado por lo que, más allá del susto inicial, todo tuvo un final feliz.

Pirro tranquilizó a todos posteando esta foto desde el hospital.
VisionAuto

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre