PERO HASTA AHÍ LLEGÓ.

Si bien todavía no se conoce si le quedarán secuelas y, de ocurrir, cuáles, lo cierto es que Robert Wickens se recupera del impresionante accidente que sufrió en el trióvalo de Pocono, donde la IndyCar disputó las 500 Millas, con victoria para Alexander Rossi. Claro que, la misma, quedó opacada por la espectacularidad del golpe del canadiense.

Antes de contarte cómo sigue el estado de salud, te refrescamos el escalofriante momento, originado por un toque con Ryan Hunter-Reay:

SpeedAgro

Tras ser atendido rápidamente y trasladado a un hospital, la primera buena noticia fue que Wickens se encontraba consciente y alerta luego del impacto, algo clave dadas las circunstancias. Luego, se constató que había sufrido heridas en sus extremidades bajas, brazo derecho, columna y una contusión pulmonar.

Precisamente, fue operado de la lesión en la columna y el parte médico señala que “las varillas y tornillos de titanio se colocaron con éxito en la espina de Wickens durante la cirugía, que se realizó sin complicaciones. La gravedad de la lesión de la médula espinal es indeterminada en este momento. Se espera que Wickens se someta a más cirugías para tratar fracturas en las extremidades inferiores y el antebrazo derecho. Él permanece en condición estable”.

 

Foto: Lat Images.

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre