MERCEDES ENTRA en el tercer año de un programa de tres en Fórmula 1. Compró al equipo campeón y, sin embargo, no ha podido ganar todavía. Por eso se llenó de directores técnicos…

Ross Brawn ya tiene 57 años. Cerebro técnico de los títulos de Michael Schumacher en Ferrari, asombró al mundo de la F-1 cuando sus autos, los Brawn-Mercedes, ganaron el único torneo en el que compitieron, el de 2009. La marca de Stuttgart siguió el envión y adquirió a fines de ese año la escuadra (que ya había sido, sucesivamente, Tyrrell, BAR, Honda y Brawn) tratando de repetir la fama adquirida hasta 1955. Incluso le adosó el llamativo regreso de Schumi.

Para nada

Los autos plateados no solo no vencieron más cuando les pusieron la estrellita de tres puntas, sino que en 2011 entraron cuartos cómodos y calentitos… Había que hacer algo.

Y entonces Brawn contrató alguna gente para que lo ayudara. Al equipo le está faltando un director técnico, pensó él, más inclinado a la dirección del equipo que a la tarea en sí. Y entonces contrató tres.

Para 2012 se sumaron a Mercedes Bob Bell, Geoff Willis y Aldo Costa. El primero fue DT de Renault hasta que Flavio Briatore salió eyectado tras el escándalo de Singapur. Ocupó su lugar brevemente hasta que el grupo Genii se hizo cargo del equipo y Eric Boullier fue puesto al comando. El segundo tuvo un largo desempeño en Williams cuando Patrick Head –recientemente jubilado- comenzó a ceder responsabilidades, pasó por BAR y se desilusionó mucho en el último año como DT en Hispania. El tercero creció a la sombra de Brawn y Rory Byrne en Ferrari, en dónde llegó a ser DT cuando los otros marcharon, hasta el año pasado, en el que le llegó el flete tras el espantoso arranque de la F150 Italia.

Con semejante capacidad conjunta a bordo y la necesidad de hacerla pesar (y que se notara…) no extraña que Mercedes haya postergado la presentación de su W03 dos semanas más que el resto de sus competidores. Bell es el director técnico formal del equipo; Willis está a cargo del túnel de viento y Costa es el diseñador jefe, ocupado además de la ingeniería del auto.

El W03 "espiado" en Silverstone

Al W03 se lo vio por primera vez en Silverstone, el jueves 16, cuando rodó brevemente para tareas promocionales. Nico Rosberg lo manejó unos 50 kilómetros, Schumacher otro tanto. Mercedes divulgó un video con algunas imágenes, y el auto (con uno de esos espantosos escalones en la trompa) va a comenzar a enfrentar a sus pares a partir del martes, en Barcelona.

httpv://youtu.be/mgVh1nQqn8k

¿Ganarán algo esta vez?

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre