SI NO ESTUVIERAN LOS MERCEDES…

..la Fórmula 1 sería más entretenida. Pero las ahora Flechas Negras están, siguen dominando el Campeonato Mundial y la lucha por la victoria no tiene discusión. Quedó demostrado nuevamente en Austria, con otro y ahora válido 1-2 (la semana anterior lo hicieron en pista, pero Hamilton fue recargado por el toque a Albon). En la edición inicial del Gran Premio de Estiria, se recuperó el orden de jerarquías habituales con Lewis Hamilton adelante y Valtteri Bottas como escolta.

Fue el triunfo número 85 de Lewis que así dio un pasito más en el camino al récord de 91 festejos de Michael Schumacher. ¿Lo alcanzará en esta atípica temporada 2020, que hasta ahora tiene aseguradas otras ocho fechas y piensa concretar al menos cinco o seis más.

«Fue mi culpa», reconoció Charles Leclerc sobre su inoportuna maniobra en la curva inicial que terminó con un choque con la Ferrari de su compañero Sebastian Vettel. Doble abandono y papelón para el equipo italiano

No será sencillo pero es posible si repite esa contundencia mostrada en la segunda carrera consecutiva en Spielberg (primera vez en su historia, que el Mundial corre dos fines de semana seguidos en el mismo circuito) donde desde la primera curva, Lewis marcó la cancha y desactivó la amenaza de Max Verstappen, para iniciar un cómodo paseo muy veloz. Sobre el final Bottas dio la otra demostración del poderío de los Mercedes, al dar cuenta del holandés que se resistió con su talento y audacia pero no pudo contenerlo. “Me sorprende que Mercedes haya vuelto tan poderosa”, atinó a comentar Helmut Marko, responsable deportivo de Red Bull. Por eso se conformó con el 3-4 de Verstappen- Albon que le dio al equipo sus primeros puntos y lo reivindicó en su “casa” de los abandonos de la semana anterior.

Sin ningún tipo de discusión del liderazgo en sus 71 vueltas, el trámite de la segunda fecha del mundial resultó monótono en el cuarteto de punta. Lo interesante estuvo detrás por los intensos duelos que en distintas formas y momentos protagonizaron los McLaren (Sainz y Norris), Race Point (Stroll y Pérez), Renault (Ricciardo y Ocon) y los Alpha Taudi (Kvyat y Gasly). Desde el 17° puesto de largada Pérez concretó una interesante escalada con el veloz Racing Point, que lo llevó sobre el final a intentar quitarle el cuarto puesto a Albon. Allí la ansiedad le jugó una mala pasada al mexicano con un toque que dañó el alerón y lo retrasó al sexto lugar.

Sergio Pérez dejo atrás un pobre trabajo clasificatorio, y construyó desde el puesto 17 de largada un gran avance que lo llevó hasta el 6° lugar final.

A lo visto en la pista, se sumó tras la carrera el reclamo de Renault contra Racing Point por no usar un diseño propio en la construcción de su auto. Una objeción que el equipo galo tenía preparada desde la pretemporada, por considerar al Racing Point como una imitación del Mercedes Benz. Por algo en el ambiente bautizaron a los Racing Point “los Mercedes rosa” y no sólo por la alusión a su color y su motorización (te contamos más en nota aparte).

El consuelo de Pérez fue que lo consideraran el Piloto del Día. Un honor que bien le pudo caber a Lando Norris, autor como la semana pasada en el Gran Premio de Austria, de un espectacular rush final que en una emocionante llegada le permitió superar a Pérez, Stroll y Ricciardo. Promete mucho Norris; con este quinto puesto y el tercero de Austria se ubicó con 25 puntos en el campeonato por detrás del líder Bottas (43) y su escolta Hamilton (37).

Adecuados a tiempos de pandemia, Hamilton y Bottas se saludan luego del 54° uno-dos de Mercedes Benz en el Mundial. Como un reflejo del Gran Premio de Estiria, Max Verstappen al margen.

¿Y las Ferrari?. Casi no corrieron porque en la curva inicial Charles Leclerc quiso pasar donde no se podía y justo chocó a su compañero Sebastian Vettel. “Me equivoqué, soy un imbécil”, dijo el monegasco, tras disculparse con Vettel, y con el hecho consumado de los tempranos abandono de ambos. “No es tiempo de buscar culpables” , declaró Matías Binotto, el cuestionado responsable deportivo de la casa de Maranello. Mas que nada ya es tiempo de encontrar soluciones que Ferrari no localiza desde hace tiempo.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre