UN TRIUNFO CLAVE

Es el que logró Agustín Canapino en la final del Súper TC 2000 en Oberá. Y lo fue no sólo porque lo proyectó a la cima del campeonato, luego de casi un año de reinado de Facundo Ardusso, sino por el rendimiento mostrado por su Chevrolet  Cruze. “Un verdadero cañón” como lo definió Agustín en el saludo por radio a su equipo durante la vuelta de honor que siguió a su 15º éxito en la categoría y el primero en el trazado misionero.

Desde los primeros momentos de la final, Canapino marcó el rumbo al resto. Y nadie pudo alcanzarlo. ni inquietarlo.
SpeedAgro

Un Canapino impecable, que ni siquiera falló en ese bravo examen que era la partida detenida, usó a la perfección ese “cañón” para mantener controlados a quienes como Matias Rossi y Leonel Pernía, insinuaron plantearle lucha. Quedaron en intenciones y sólo el sobrepaso del Tanito a Matías sacó fugazmente a la carrera de un trámite lineal que no se correspondió con las altas expectativas del numeroso público que pobló el pintoresco circuito litoraleño.

“Después de un año con tantas adversidades, este triunfo es un desahogo, lo merecíamos y lo necesitábamos” soltó Canapino en el festejo con una efusividad que no le impidió ser prudente a la hora de analizar su condición de nuevo y cómodo líder del campeonato con 21 puntos de ventaja sobre Ardusso. Es que como bien dijo “la punta del campeonato es una circunstancia, porque aquí todo cambia mucho…”.

A Rossi sólo lo consolaron los puntos logrados. “No estoy alegre porque largué 2º y llegué 3º” disparó tras destacar la falta de ritmo de su Toyota.

Y vaya si cambia, viendo que el mismo Ardusso que hace cuatro fechas lucía al frente del torneo con mayor amplitud que Canapino este fin de semana volvió a irse preocupado luego de intentar infructuosamente ganarle el cuarto puesto al Citroen de Manuel Urcera. “Tuvimos un rendimiento irregular porque a veces el auto andaba bien, y otras no. Será cuestión de analizar las cosas con tranquilidad”, puntualizó el campeón, que ahora más que pensar en cómo descontarle a Canapino los 21 puntos que le sacó, debe pensar en cómo contener a los amenazantes Rossi (quedó a 3 puntos) y Pernía (a 9), este último compañero de equipo en Renault y una preocupación extra conocida su injerencia dentro de la estructura del rombo por su mayor antigüedad.

Canapino desbordó euforia en la celebracion del podio. No ganaba en el Súper TC 2000 desde la fecha final del 2017 en el Cabalén.

La fecha del callejero de Santa Fe ha sido tradicionalmente la que con sus resultados, comenzó a perfilar el destino de los campeonatos. Llega en tres semanas con sus carreras noctuna y diurna. Allí podrá confirmarse o no la candidatura lanzada por Canapino, se verá si hay o no recuperación de Ardusso y también hasta dónde llegan las chances de Rossi y Pernia. Un póquer de candidatos para un campeonato que se abrió tal como quería al categoría cuando Ardusso era amplio dominador.

¿Deseará lo mismo si Canapino se escapa más tras las carreras santafesinas?

 

Fotos: Prensa Súper TC 2000

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre