LUEGO DE LOS CAMBIOS instrumentados por el gobierno, en materia de impuestos a los autos desde el 1 de enero de este año, ha cambiado la bocha en forma radical.

Si se analiza el precio de un coche importado de los denominados premium, el 64% corresponde a impuestos. Esto hace -se ha desprendido del informe del diario Ambito Financiero- que sean ahora los más caros en países de la región como México, Colombia, Chile, Perú, Brasil, Ecuador y Uruguay.

 

SpeedAgro

 

Ahora bien, el impuesto ante el avance notorio de los precios de los vehículos fabricados en el país y el Mercosur, que también se han debido a la devaluación aplicada, autos de los denominados generalistas también caen dentro del esquema impositivo actual, incluídos algunos producidos en La Argentina.

El diario para reflejar el presente propuso el ejemplo del Audi A4 1.8 Multitronic, valuado hasta hace poco en 97.000 dólares. Previo al impuestazo, es decir al 31 de diciembre de 2013, el modelo costaba 54.600 dólares. El precio del A4 supera ahora en 29% al de Uruguay, segundo país de la región donde es más caro. En el otro extremo, México, el país más accesible para comprar un Audi A4 ya que sale 35.200 dólares, vale la tercera parte del número que hay que abonar en nuestro mercado.

¿De que forma se concluye en tales diferencias de precios respecto a un mismo auto?. «A que la presión impositiva en este segmento de autos en la Argentina llega a un 68%, si se tiene en cuenta el arancel de importación, impuesto interno, IVA y otros impuestos», mencionó Ambito Financiero. Quier decir que de los 97.000 dólares que cuesta el A4 en cuestión, 65.960 dólares son impuestos. Los 31.040 dólares restantes corresponden al valor de fábrica, flete y ganancia de cada concesionario.

Este nivel de imposición, ha generado un gran cambio en las reglas de juego para las terminales y usuarios. Ante la nueva realidad, representantes de las automotrices se han reunido en los últimos días con el Ministro de Economía, Axel Kicillof  y la Ministra de Industria, Debora Giorgi, con el objetivo de que el gobierno modifique las alicuotas. Sin embargo, no hubo respuestas concretas y sí, solicitud de numerosos informes que hacen a las estructuras de costos, etc.

Por C.S
Fuente: Diario Ambito Financiero

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre