A SU INTENSA Y APASIONADA relación con el automovilismo, Gustavo le suma su fanatismo por Boca.

 

 

SpeedAgro

“El automovilismo es mi vida, mi pasión y Boca es mi segunda pasión!”, dice a Visión el actual director deportivo desde 2010 de la monomarca Abarth Competizione que comparte programaciones con el Súper TC2000.

“¿Desde cuando soy hincha de Boca?; ahh!, desde que nací creo, mi papá Coco y mi abuelo Aristaker, un armenio-armenio que llegó a La Argentina para que no lo mataran los turcos en el genocidio, me hicieron hincha del más grande, je!”, recuerda.

Para Gustavo Der Ohanessian el automovilismo forma parte central de su vida, desde chico, cuando empezó a correr en karting hasta llegar a ser un reconocido piloto que formó parte de las principales categorías nacionales. “Comencé en karting, fue en el año ´78”, recuerda y cerró su ciclo como piloto “el año pasado en los 200 Kms de Súper TC2000 cuando corrí con el Nacho Julián”.

 

Gustavo con el buzo puesto en su rol de director deportivo de la Abarth Competizione

A su labor en la Abarth Competizione, le suma la de observador y veedor para la CDA en carreras de distintas categorías que fiscaliza el ACA. Y si te hablamos de la redonda, en Boca hay elecciones para presidente en diciembre, y Ohanessian se juega por José Beraldi, uno de los candidatos a presidente, “apoyo al Tano Beraldi; lo conozco desde hace mucho, acordate que José también le apasionan las carreras y corrió en Turismo y en TC. Me acerqué porque lo considero un tipo muy capaz, pero sobretodo, porque es un hincha de Boca de pura cepa. Y en esto marca diferencia con el actual presidente; Angelici quien está más compenetrado, más ocupado en cuestiones marketineras que en los resultados deportivos que queremos todos los hinchas de Boca. La conducción que está ahora en Boca no defiende al club como debe ser, fijate lo que pasa en la AFA; Boca tiene que tener la presencia que se merece!”, considera Gustavo.

Participo en la campaña del Tano y , porqué no -apunta- , podría trabajar en la estructura del Tano en caso que fuera elegido presidente. No sé en que área desde ya, no he hablado con José del tema, pero pienso que podría dar una mano en cuestiones de logística o en el establecimiento de métodos de trabajo en algunas áreas”.

Como a todos los de Boca, la presencia de Tevez le enciende la mirada, “es bárbaro que lo tengamos de nuevo en Boca y en plenitud, es un fuera de serie”. Y cuando se le pregunta sobre el apoyo del Apache a la candidatura de Angelici, dice, “no se jugó por Angelici, Carlos se jugó por Boca. Si Angelici no sigue en Boca, Tevez va a continuar igual; Beraldi como presidente también lo hubiera traído de vuelta”.

Gustavo en la Abarth Competizione, trabaja “en forma permanente para que los pilotos capitalicen experiencias y evolucionen; pruebo los autos y les transmito todas las enseñanzas posibles que acumulé en mis años como corredor. Para mí es prioritario el respeto que deben tenerse”.

Al hablar sobre este punto, vale escuchar lo que piensa sobre el escándalo protagonizado hace poco en el TC Pista en San Luis, por Luciano Ventricelli y Gastón Crusitta, “fue algo completamente fuera de contexto; en mi vida como corredor tuve puteadas con millones, pero jamás llegué a una agresión física con nadie; no pegué ni me pegaron. Eso es una locura!. ¿Cómo creo que debería resolverse el caso entre estos dos pilotos?, y con una sanción que sirva de ejemplo para todos, una sanción dura. No pueden darse estos episodios en nuestro automovilismo que es un ambiente donde debe seguir siendo prioridad la familia, el respeto; sí, por ahí discusiones o puteadas entre los corredores, pero que terminan ahí”.

Hombre del automovilismo Ohanessian y seguidor del fútbol y de Boca, avanza en trazar un paralelo fugaz entre el mundo de los fierros y el de la pelota, “para mí la diferencia más importante es que en el fútbol interviene mucho más la política, en cambio en el automovilismo, sólo lo roza. Muchas decisiones que se toman en el fútbol dependen de aspectos, de intereses políticos”.

En la Abarth Competizione a Gustavo le toca manejar a pilotos que no son profesionales, hombres varios fuertes empresarios acostumbrados más a dar ordenes que a recibirlas…. “Sí, es así, pero cuando se ponen el buzo y el casco bajan al llano y saben escuchar, no chicanean, se respetan, me piden opiniones. En esto es donde más énfasis pongo. Siempre los digo que lo que pueda ocurrir en la pista, debe quedar ahí. Y si veo que hubo un toque entre dos con sangre caliente, enseguida va al parque cerrado alguien de la categoría para calmarlos cuando se bajen del auto. El mejor piloto no es el más rápido, sino el más inteligente. Después, se ha dado más de una vez, que los que tuvieron algún incidente, se pidieran disculpas mutuamente. El ambiente que reina en la Abarth es tranquilo, si bien debo reconocer que en mucho casos en el automovilismo que tenemos, se corre como viven muchos en la vida de todos los días; alterados, nerviosos, hay muchos intereses en juego, necesidad de resultados, apoyos económicos; no es nada fácil…”.

 

Por Carlos Saavedra
Fotos: Mónica Paz y prensa Abarth Competizione

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre