HAY QUE REVISAR LOS LIBROS.

Sí, para comprobar si se ha dado el hecho que tres generaciones de una misma familia, corran en una misma categoría y compartiendo pistas; porqué no, único en el mundo del deporte motor.

Los Carboni, de ellos se trata; de Quilmes al frente de una empresa de transporte con más de 60 años de trayectoria. Abuelo, padre y nieto unidos además, por la pasión, correr, el automovilismo.

SpeedAgro

En el Autódromo Oscar y Juan Gálvez se los vio juntos; los tres han corrido una carrera en la categoría APAC 1.4. El abuelo Rubén Carboni de 74 años, su hijo Sergio de 43 y el nieto Lucas de tan solo 15 años.

Si de familias en el automovilismo se trata, corriendo integrantes al mismo tiempo, se puede mencionar a apellidos famosos, en nuestro país los Di Palma; en Estados Unidos los Unser, los Andretti. Ahora, seguramente no se ha dado que en una misma carrera, el mismo día y con tres autos diferentes, tres generaciones de una misma familia, se midieran en un circuito.

El abuelo Rubén Carboni en una carrera en el Mouras (Foto gentileza s6ienlinea.blogspot.com.ar)

Para resaltar en especial lo de Rubén, en el ambiente al “¿viejo?” Carboni se lo conoce como Kuki; el abuelo ha corrido tantas veces con un buzo antiflama que lleva la bandera argentina con el sol en el pecho. Rubén, entusiasta a tiempo completo, representa un ejemplo deportivo y de vida; pelea cada puesto como cuando tenía 30 años y le ha transmitido a su hijo y nieto el sentimiento profundo que le representa el automovilismo.

Los Carboni, padre e hijo, siempre han corrido en la categoría APAC 1.4, que comenzó allá por el año ´86 en una pista de tierra y asfalto cerca de la Facultad de Derecho. Rubén también incursionó en otras zonales, y Sergio a su vez participa en TC Rioplatense. Los autos de APAC 1.4 son monopostos sobre los que se montó una estructura tubular,  la familia los prepara en el taller quilmeño. Cuentan con motor Renault 1.4 litros; las suspensiones son similares a los autos de F-Renault, las cajas velocidades Renault y amortiguadores especiales.

¡Que mejor que abuelo, padre e hijo compartiendo una misma pista, una misma carrera!. Una linda historia.

Por Daniel Jauregui (especial para visionauto).

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre