EL ABRAZO DEL ALMA

Por el equipo de VA

Se fundió en un abrazo eterno con su padre, Vicente, el Tano; ¡si sabrá La Fiera de finales ganadas y perdidas, de alegrías y tristezas!. Con el hermano Mariano, también con lágrimas en los ojos; mirá la foto, hablá por sí sola.
Leonel Pernía no pudo salir campeón de TC 2000; el sueño comenzó a escabullirse cuando Fontana le dio un golpe al mentón al pasarlo cuando no lo esperaba; quedó sentido y metros después a su Honda New Civic se lo vio ponerse de costado y terminó embistiendo la fila de neumáticos para protección. ¡Para colmo se paró el motor!, los movimientos de Leonel, nerviosos, desesperados por poner de nuevo en marcha al auto, quedó patentizada en la cámara on bord. El título comenzaba a ser una quimera.
Y cuando el revés fue inevitable, la pesada carga de enfrentar la realidad al llegar a boxes. Para respaldarlo y hacerlo sentir que estaban con el, La Fiera y Mariano fueron sentimiento puro, la misma sangre. Sí, también lo bancó el equipo Petrobras en pleno.

«Yo perdí el campeonato, me equivoqué solo, me fuí solo, pido disculpas», ha admitido. Reconoce que «me desconcentré un poco cuando me pasó Norberto, no esperaba que intentara pasarme en ese lugar. Pero bueno, así son las cosas; venía pendiente de todo, no quería ningún tipo de sorpresa y sin embargo, pasó».

«Hice todo bien como en las vueltas anteriores, pero de repente, el auto se me puso de cola y me fuí contra las gomas, y para colmo se paró el motor!, si hubiera ido mas atento, tal vez lo hubiera evitado», relata Leo sobre su segundo momento fatal.

Foto AIF
07-12-2010
-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre