SE DEDICA AL DISEÑO DE AUTOS.

Taboada es de Llavallol y «hace años me dedico al diseño de autos», le cuenta a visionauto. «Me aboqué más a los deportivos, como lo de competición, por sobre los de serie», apunta.

«Los deportivos y de carreras, siempre me han interesado más con respecto a los de serie -marca-, ya que tienen o permiten darles un toque más personal. Puedo decir en tal sentido, que mucho influyó esta forma de pensar,  el hecho que estuve cerca del automovilismo deportivo».

Marcelo Taboada.

Taboada se inició en el año 1995; se entusiasmó aún más por el diseño de autos, apoyado en lo que con anterioridad le había despertado la aviación.

Y recuerda una rica experiencia que influyó mucho en el, «en 1995 tuve mi primer contacto con la Fórmula 1, trabajé como banderillero. Esa vivencia, me dio vuelta la cabeza!, y comenzó mi amor por los autos y bueno, desde ese entones no paré más».

Así empezó a estudiar diseño en el emblemático Modena Design de Buenos Aires, dónde tuvo sus primeros acercamientos a los coches superdeportivos, punto de partida de su actividad como diseñador y recuerda su vez,  «en el año ´98, la última vez que vino la Fórmula 1 a nuestro país, me desempeñé como banderillero en el Gran Premio de Argentina en el Autódromo de Buenos Aires».

«Durante esos días tan especiales en el autódromo -apunta con algo de emoción- tuve la suerte de conocer al ídolo de toda mi vida, Carlos Reutemann; y además compartír junto a el el fin de semana en mi puesto en la pista».

Con el transcurrir del tiempo a Taboada, le nació la idea de diseñar un auto como homenaje al Lole, «lo mejor que yo sabía hacer, un auto un súperdeportivo de altas prestaciones, algo como en muchos países lo han echo a sus grandes referentes del automovilismo. Y bueno, quise que también tuviera el suyo Reutemann, un enorme referente de la historia de la F-1 y argentino».

Impacta la imagen del Reutemann GT en fase de desarrollo.

De esa forma, entre tantos diseños espléndidos surgidos de la imaginación y creatividad de Taboada, surgió el que resultó su homenaje personal al Lole, el Reutemann GT. Un hypercar elaborado  «junto a ingenieros de renombre que mencionaré cuando el proyecto se encuentre en la etapa de mayor desarrollo, dado que nos encontramos en la fase más complicada de un proyecto, que es contar con el capital para la materia prima, dado que el taller y la mano de obra está a nuestro alcance; resta el «propulsor» máximo, el capital».

Unos años atrás, Taboada visitó FADEA, la fábrica de aviones, para hablar de un proyecto de un súperauto y «recibí todo el apoyo para usar los hornos autoclave para la fibra de carbono, como también el apoyo de un prestigioso complejo automovilístico enclavado en el corazón de Villa Carlos Paz».

«Las condiciones -considera- están dadas para hacer el Reutemann GT; la pasión y la voluntad como siempre sobran; sólo falta como decía Maradona la «Mano de Dios».

La parte posterior del proyecto Reutemann GT.

Al auto, analizan colocarle un motor V8 o V10, «lo estamos pensando; en lo referido al chasis será muy similar a los de los  sport prototipos, y tendrá rasgos deportivos y semejantes a los conocidos LMP1 que han corrido en el Mundial de Resistencia, incluídas desde ya las 24 Horas de Le Mans. Será un digno homenaje a Carlos Reutemann quien ha sido además de un brillante piloto, un gran representante de la Argentina».

En el último pensamiento que Taboada desliza ante visionauto, se refleja su filosofía de vida, «nunca pero nunca hay que dejar de soñar, así les digo cada vez que se da la ocasión a los chicos que recién comienzan; hay que luchar, ser perseverantes y sobretodo humildes».

-publicidad-

3 COMENTARIOS

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre