DOS EN LA CUERDA FLOJA

Ver si Matías Rossi podía concretar el “milagro” de entrar directamente en el grupo de los 12 clasificados para la Copa de Oro era una de las principales incógnitas de esta fecha final de la etapa regular que el Turismo Carretera disputaba en Paraná, una de sus plazas con mayor poder de convocatoria.

Julián Santero no quedó totalmente conforme con el rendimiento de su Dodge pero espera mantener el ritmo y conservar la ventaja que le permita ingresar a la Copa de Oro.
SpeedAgro

El Misíl fue cumpliendo con todos los deberes. Hizo definitiva  la pole y así cerró invicto sus pasos sabatinos por circuitos entrerrianos recordando similares conquistas en Concepción del Uruguay y Concordia. “Soy  un entrerriano más“, bromeó Matías en el nutrido panel de la presentación de la Copa de Oro ante la atenta mirada de Hugo Mazzacane. Paradójicamente ninguna de esas anteriores poles entrerrianas fueron  antesalas de ese triunfo que Matías necesitaba como también precisaba que alguno de quienes lo precedían tuvieran nula o pobres cosechas de puntos

“No puedo hablar de ninguno en especial”, le dijo Matías  a visionauto sobre una  posible presa en esa cacería por el lugar12, donde habitaba Julián Santero, coincidentemente el compañero de Matías en el equipo Toyota de Súper TC 2000.

Castellano responsabilizó a un mal juego de gomas nuevas de su pobre (32º) clasificación. Deberá recuperarse para no ver peligrar su primer lugar en la etapa regular, donde aventaja por 19 puntos a Ardusso que clasificó cuarto.

“Más que Matías me preocupa el rendimiento de mi Dodge que no anduvo tan bien como otras“, advirtió Santero al bajar de su auto como dueño del 16º lugar clasificatorio, el mismo que le permitió largar en la serie inicial en la que Rossi arrancó adelante. Los separaban 25,50 puntos con el par que descontó Rossi con su pole. Quedaban 45 en juego entre serie (5) y final (40).”Será cuestión de mantenerme entre los 5  primeros en la serie y entre los 15 en la final”, calculó Santero.

“Me preocupa la  diferencia que marcaron los Ford de Rossi y Werner”, remarcó Gastón Mazzacane a visionauto en pleno parque cerrado tras escuchar el “Bien Rayito…”, lanzado por un inquieto Mariano Werner, como elogio al noveno puesto que colocaba al ex Fórmula 1 en el tercer lugar de la serie que adelante mostró a Mauricio Lambiris, el uruguayo que completó el trío de Ford en punta. “Habrá que andar tranquilo y no cometer errores“, anticipó Gastón que dispuso de un chiquito más de aire que Santero, ya que fueron 26,50 los puntos que tuvo de ventaja sobre Rossi.

“No sólo dependo de mi” destacó Rossi en la conferencia de prensa que compartió con Hugo Mazzacane, Lucio Godoy (Río Uruguay) y otros pilotos.

Santero y Mazzacane estuvieron al filo de la cornisa entre los 12 clasificados, pero no representaron los únicos escollos de Rossi en el camino a entrar en ese grupo. Tambien apareían Cristian Ledesma (clasificó 17) y Nicolás González (20º), ambos también afuera de la Copa pero con ambiciones de ingresar. Por lo mostrado en pist son mucho menores que las de Rossi. Ya dentro de lal docena de clasificados Juan Pablo Gianini (a 35,50 de Matías) y Nicolás Trosset (a 40,50) deberán tener un muy mal domingo para quedar afuera. Dificil pero no imposible en el imprevisible TC.

“Sé que lo mío es difícil porque no sólo depende que gane todo sino de que los que están en los puestos 11 (Mazzacane), 12 (Santero), 13 (Ledesma) y 14 (González) tengan una mala carrera. Igual no es imposible. ¿O acaso Ortelli no salió campeón en la última curva cuando nadie lo esperaba?”, disparó Rossi con un sutil toque de ironía y la mirada buscando a Werner que en esos momentos se retiraba de la sala de conferencia.

Es cierto Matías, Todo era y es posible en el TC.

Fotos: AIF, Prensa ACTC, Santero y Castellano

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre