UN TRÁMITE MONÓTONO.

Sin nada importante que definir, eso fue el Gran Premio de Abu Dhabi que cerró el Campeonato Mundial de Fórmula 1. Un trámite que todos estaban deseando que terminara lo antes posible  luego de una temporada tensa y difícil, especialmente por las complicaciones que trajo el corona virus y que obligó a correr sus 17 carreras (la mayoría en Europa) en 24 fines de emanas entre el 5 de julio y el 13 de diciembre. Un gran esfuerzo para todos pero que junto con el gran trabajo de Liberty Media  y la Federación Internacional del Automóvil (FIA) sirvieron para sacar a flote un campeonato que por un momentos y tras las iniciales cancelaciones de varios Grandes Premios parecía de incierta realización.

Así enfrentados quedaron los Mercedes Benz de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas en el festejo final , luego de las carrera, de sus 1-2 en el campeonato. Entre ambos ganaron 13 de las 17 carreras e hicieron 15 poles.

Paradójicamente el desarrollo de la carrera de Abu Dhabi nada tuvo que ver con los  interesantes trámites que entregaron otros Grandes Premios de la temporada. Fue lineal desde el semáforo de largada hasta la bandera de a cuadros. Max Verstappen, Valtteri Bottas, Lewis Hamilton y Alex Albon conformaron un cuartero de punta que no sólo nunca modificó su orden sino que tampoco mostró interesantes duelos.

McLaren se aseguró el tercer puesto en la Copa de Constructores con el sexto puesto de Lando Norris y el séptimo de Carlos Sainz. Sumó 202 ountos y superó a Racing Point (195) y Renault (181).

Sobre un veloz confiable Red Bull, Max dominó a los Mercedes de Bottas y Hamilton. El finés se conformó con el segundo puesto que le aseguró el subcampeonato mientras que todavía bajo las secuelas del coronavirus, su compañero Hamilton se dedicó a terminar la carrera y subir al podio. Sobre el final se le acercó Albon, pero el inglés de origen tailandés no quiso arriesgar más de la cuenta y mantuvo el sólido cuarto puesto como una carta para pretender su continuidad en Red Bull amenazada por de Sergio Pérez. En los boxes del circuito de Yas Marina hay quienes daban por cerrado el acuerdo entre Red Bull y el mexicano.

Así la Fórmula 1 le bajó el telón al año de su 70° aniversario. Un año marcado por el dominio de Mercedes Benz, los récords de Lewis Hamilton pero fundamentalmente por las complicaciones que trajo el coronavirus. Un rival que la Formula 1 enfrentó con bastante éxito pero que curiosamente  no pudo vencer su múltiple campeón.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre