Compartir

NO REGALA NADA.

El año pasado, la sombra de Manuel Luque, brillante campeón con el Renault Fluence del Ambrogio Racing, tal vez opacó la gran temporada que tuvo, dándole batalla hasta lo último al santafesino. Pero, ahora, Marcelo Ciarrocchi tomó el toro por las astas y, con un Citroën C4 Lounge implacable, hizo la pole, logró su segundo triunfo consecutivo en el TC 2000 y lidera con comodidad el campeonato.

Y, en Concepción del Uruguay, el cordobés dominó la final de punta a punta más allá de las neutralizaciones. Es que, ante cada relanzamiento, mostró el potencial de un auto contundente. Por eso, vanos fueron los esfuerzos de José Manuel Sapag, compañero de equipo del Chelo, y de Santiago Mallo, con el Ford Focus del Fela, quienes debieron conformarse con acompañarlo en el podio.

Ciarrocchi fue imbatible con el C4 y coronó un nuevo triunfo.
VisionAuto

“El Citroën C4 Lounge funciona muy bien, ya lo demostró en la primera fecha y hoy por suerte pudimos repetir.  El auto fue muy contundente, se mostró bien en todas las partes del circuito y tuvo un gran ritmo durante todo el fin de semana. La intención es seguir estando arriba”, señaló el ganador.

El primer ganador del fin de semana había sido Agustín Lima Capitao, que se impuso en el Sprint con el Peugeot 408 del DTA Racing. Juan Cruz Acosta, con un Corolla, y Tomás Gagliardi Genné, con un Focus, lo secundaron.

Puños al aire y festejo de Lima Capitao, ganador del Sprint.

En cuanto al campeonato, Ciarrocchi suma 94 puntos y le sacó una buena diferencia a Mariano Pernía, 4° en Concepción con el Fluence, que tiene 73. Después aparecen Jorge Vitar con 60 y Martín Chialvo con 58. La próxima, el 6 de mayo en Concordia.

 

Fotos: prensa TC 2000.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre