PAVADA DE ELOGIO.

Es el que recibió Max Verstappen, junto con la firma del contrato que lo liga a Red Bull hasta el 2023. Una política de continuidad  con la que el equipo de la bebida energizante sigue el camino de Ferrari en su extensa ligazón con otro talento joven como Charles Leclerc.

SpeedAgro

“Miramos a Verstappen  y vemos a Senna de jóven” largó nada menos que Masashi Yamamoto, director general de Honda, la empresa proveedora de motores de Red Bull con el recuerdo de esa gran relación que el brasileño tuvo con Honda y la afición japonesa en una idolatría que igualó la que Ayrton tenía entre sus compatriotas. Una idolatría nacida del particular carisma de Senna y sus conquistas deportivas que comprendieron sus tres titulso mundiales (1988, 1990 y 1991) con el rojiblanco  McLaren impulsado por el motor Honda.

Verstappen disputó 79 Grandes Premios con Red Bull. De completar su nuevo contrato se convertiría en el piloto con más carreras con la marca superando a Mark Webber (129 careras), Sebastian Vettel (113) y Daniel Ricciardo (100).

Ya en función de Verstappen, Yamamoto destacó los gestos que tuvo tras su victoria en Austria  “al señalar con el dedo nuestro logo” y su buena predisposición en la visita que hizo a la fabirca al saludar y charlar con los empleados. “Demostró que tiene compromiso con Honda” señaló el funcionario sobre gestos muy tenidos en cuenta por la cultura japonesa.

En cambio Yamamoto no hablo de cifras del contrato. Según indicó el portal motorpasion.com, esa cifra alcanzaría los 40 millones de euros y lo colocaría sólo por detrás del séxtuple campeón mundial Lewis Hamilton (45 millones) en la escala de remuneraciones de los pilotos de Fórmula 1, aventajando a un cuádruple monarca como Sebastian Vettel (36 millones) y muy por delante de los 9 millones que inicialmente ganará Charle Leclerc en un contrato con Ferrari que llega hasta 2024. Otros informes, tal vez algo más realistas, señalan que Max cobrará  «sólo» 19 millones. Igual no es poco.

En cambio hay coincidencia en los informes sobre una claúsula del contrato que le permitirá a Verstappen rescindirlo en caso que se corte la unión de Honda con Red Bull. Una prueba, junto  el elogio de Yamamoto, de la estrecha relación formada entre Max y la marca japonesa. Asoma tan fuerte que ya se atreven a compararla con la que forjó Ayrton Senna.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre