UNA CHICA RÁPIDA

“El día que perdimos a Luis, me prometí dedicarle mi primer título”.

SpeedAgro

Ana Carrasco era amiga y compañera de equipo en Moto 3 de Luis Salom, y tras su muerte en el circuito de Montmeló en mayo de 2016, se hizo esa promesa.

Sobre la Kawasaki Ninja, Carrasco ganó consecutivamente en Imola y Donington. Fue la única que repitió victorias en las 8 fechas de la temporada.

Parecía una apuesta elevada para quien como esta española , nacida hace 21 años en Cehegin, Murcia, hasta entonces no había logrado mas que pasar de un 8º puesto (en Valencia 2013) en tres temporadas en la clase Moto 3.

“La gente del ambiente nunca ha confiado en que una mujer puede ganar un titulo internacional y por eso no nos brindan los mejores medios”. comenta Ana como explicación de su pase al jornadas del Superbike y concretamente a la categoría Super Sport 300, una de sus habituales teloneras. Un cambio que le exigió potenciar su entrenamiento físico, al saltar de una moto de 90 Kg a otra de 140. Lo hizo mientras como podía continuaba sus estudios de Derecho, aunque admitiendo que “las motos me gustan más que el Derecho…”.

David Salom, padre de Luis confió en Ana y le dio una oportunidad sobre una Kawasaki de su equipo. La chica respondió y con su triunfo en Portimao, Portugal se ha convertido en la primera mujer en ganar una carrera de motos de nivel mundial. Lejos de conformarse, este año fue por más y apuntó al título.

En sus épocas de Moto 3, la española Ana Carrasco pasó por Río Hondo, En 2015 llegó decimosexta sobre una KTM.

Dos victorias y tres podios le dieron forma a la posibilidad de ser campeona. Algo que concretó en el circuito francés de Magny Cours, con un esforzado 13er puesto y bastante angustia, ya que superó a su compatriota y rival Mika Pérez (Kawasaki) por un punto y gracias a que en la ultima curva, Pérez perdió la victoria al ser superado por la Yamaha de Daniel Valle. Así Carrasco, ha entrado en la historia como la primera mujer en ganar individualmente un título internacional de motos. Dos años atrás Kirsi Kainulainer, también había obtenido una corona internacional pero como copiloto de sidecar.

Entre los múltiples mensajes de felicitaciones, Ana recibió uno especial. “Gracias por demostrarle al mundo que el motociclismo no sólo es un deporte de hombre. Sos un ejemplo”, decía el tuit que le envió su compatriota y colega Marc Márquez.

 

Fotos: worldsbk y Mónica Paz

 

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre