ES UN MISTERIO, REALMENTE.


Cualquiera que repasa el video del accidente no puede evitar pensar en consecuencias trágicas.

SpeedAgro

Lo mismo le pasa a Sophia Flörsch, la protagonista de esta historia espeluznante. 

Ocurrió hace un mes, en el GP de Macao de Fórmula 3. El coche de la alemana salió catapultado hacia una garita de fotógrafos y paró en seco. Alex Flörsch vio el accidente de su hija desde la tribuna. «Esos 30 o 40 minutos posteriores fueron los más duros de mi vida», explicó recientemente.

“El video es horrible, le dijo Sophia al Times de Londres. “Arriba del auto se sintió diferente. Si miro el video ahora, no siento que yo voy ahí. No, lo miro y pienso ‘este tipo no va a sobrevivir’, afirmó.

“En un primero momento no sentí dolor, porque el extinguidor se descargó, toda la espuma estaba en mis ojos y en mi boca y mi primer pensamiento fue salir de allí”, contó.

“Fue cuando pensé ‘puedo mover mis manos´. Ahí me pegó el dolor, principalmente en mi torso y espalda. Moví mis piernas y me dije ‘están bien’”.

Flörsch se quebró la espalda en el accidente y debió ser sometida a una operación de once horas para aliviar las consecuencias y evitar la parálisis.

“Cuando veo el video no sé cómo pude sobrevivir”, reiteró la joven de 18 años, que piensa regresar a las carreras en 2019. Alex ya aclaró que no la disuadirá.

 

Foto: @sophiafloersch

 

 

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre