20 AÑOS.

No es nada o son muchos, de acuerdo a como se los analicen.

SpeedAgro

Veinte años pasaron desde aquel triunfo que el 29 de agosto de 1999 en Trelew con apenas 17 años, lo convirtió en el ganador más jóven del  TC 2000, al regreso como piloto titular del Súper TC 2000, que  Mariano Altuna concreta el fin de semana en San Nicolás, sobre el tercer Corolla del equipo Toyota. Una incorporación que junto al retorno de Agustín Canapino, con un Chevrolet  Cruze con innovaciones, propone con 18 autos, la grilla más poblada de una difícil temporada como la que transita la categoría.

Sobre el VW Polo, Altuna llegó al liderazgo en Trelew 1999 tras aprovechar los retrasos de Omar Martínez, Walter Hernández y Juan Manuel Silva. Para asegurar su sorpresiva victoria tuvo que controlar a Daniel Cingolani.

Kilómetros y kilómetros de carreras cargó Altuna sobre su antiflama en un recorrido que además del TC 2000, se extendió al Turismo Carretera, la Fórmula 3 Sudamericana, el Súper TC 2000, el Top Race, y hasta en el 2001 tuvo un fugaz paso internacional en la Fórmula Renault Italiana y Europea, con aquel recordado trío que armó el Lincoln Sport Group y que completaron nada menos que José María López y Esteban Guerrieri. ”No tuve el respaldo económico que tenían ellos, y por eso me tuve que volver”, recuerda sin rencor.

“Es el gran talento que se viene en el automovilismo argentino”,  predijo hace dos décadas sobre Altuna, su coterráneo de Lobería, Oscar Castellano, alguien que siguió de cerca su campaña desde que Mariano se subió a los kartings a los 8 años. Sin cumplir totalmente ese pronóstico del Pincho, el Monito, apodo con que se lo conoce en el automovilismo nacional, se mostró siempre un piloto veloz y confiable. Por eso frecuentemente su nombre estuvo  en la mesa de las conversaciones, a la hora de formar equipos. Por eso Facundo Ardusso lo pidió el año pasado para que lo acompañase en los 200 Km de Buenos Aires, y Mariano respondió con un triunfo que fue clave para el bicampeonato de  Facu en el Súper TC 2000. Por eso Toyota lo convocó para la actual temporada, a modo de reemplazar a Gabriel Ponce de León en el Top Race, cuando Julián Santero prefirió el Turismo Nacional. Por eso, Toyota no dudó a la hora de elegir un piloto para subir  al tercer Corolla.

Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina destacó la importancia de la incorporación de  Mariano Altuna al equipo de Súper TC 2000.

“Estoy ansioso, es una semana muy especial para mí porque regresar al Súper TC2000 como piloto titular era casi impensado hasta hace poco, y ahora me encuentro a punto de manejar un Corolla por el resto de la temporada. Estoy inmensamente agradecido a Toyota Argentina por la confianza que han depositado en mí en tan solo unos pocos meses de trabajo conjunto y también muy agradecido a todo el equipo. Sé que tendré que atravesar un período de adaptación porque los autos del Súper TC2000 actuales son muy diferentes a los que yo manejé antes, pero confío que con la capacidad del equipo Toyota  y el acompañamiento de Rossi y Santero podré acortar ese tiempo”, cuenta y advierte Altuna, quien anticipa «voy con muy buenas expectativas a mi estreno en San Nicolás”.

Mariano tiene claro que su misión es respaldar la tarea de Matías Rossi, el indiscutido número 1 del equipo, en su duelo por el campeonato contra los Renault de Leonel Pernia y Facundo Ardusso. Una tarea que sabe cumplir, y que a la vez no le quita la esperanza de dar alguna sorpresa, como la que entregó hace 20 años cuando llegó a Trelew como el tercer piloto del equipo Volkswagen detrás de Walter Hernández y Esteban Tuero y rapidamente se convirtió en el ganador más joven de la categoría.

 

Fotos: Prensa Toyota Gazoo Racing.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre