LA EMOCIÓN DE UN CAMPEÓN

“Hace dos meses lo tenía en una cama de un hospital y hoy está conmigo para celebrar este título..”

VisionAuto

Tuvo un condimento personal el emocionado festejo de Nicolás Cotignola de su campeonato en el TC Pista. Fue la presencia de su padre Marcelo, quien bastante restablecido de las serias quemaduras  sufridas  a mediados de septiembre mientras probaba en el rolo de su taller el Torino de Nazareno López, no quiso perderse esta gran día de su hijo. Asisitió convenientemente protegido para evitar lesiones en su piel en proceso de recuperación.

Pocos días después del accidente de su padre, Nicolás arrancó la Copa de Plata en San Luis, con una victoria, la cuarta de la temporada con su Torino (foto superior) del Sprint Racing. Fue la base de la conquista  mayor y la que junto con otras buenas actuaciones le permitió llegar a la fecha final con una ventaja de 15 puntos. Supo aprovecharla y encima la fortuna le jugó a favor con el prematuro abandono (rompió el motor del Chevrolet del Dole Racing) de Julián Santero, su principal oponente. Asi el 7º lugar le alcanzó y sobró a este porteño de 26 años para festejar su primer título argentino y darle el segundo campeonato consecutivo a Torino entre las marcas. El titulo le entregó el pasaporte al TC.

 

 

Valentín Aguirre era otro de los aspirantes a la corona. Hizo lo que tenía que hacer, ganar, pero no le alcanzó y sólo se llevó la satisfacción de debutar como vencedor sobre el Dodge del JP Racing. No le fue fácil porque tuvo que contener a Tomás Urretavizcaya(foto), quien también tenía pretensiones a la corona. Debió conformarse con el segundo lugar y de cara al 2017, el hijo de Tito analiza las posibilidades de volver al TC con un Torino del Dole Racing o subirse a un Kia Ceratto de la clase 3 de Turismo Nacional atendido por Gabriel Rodríguez.

 

Por el equipo de VA

Fotos: AIF

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre