“PARA MI, ESTA SEMANA ha sido totalmente de preparación y para sumar experiencia”.

A Pechito López se lo nota muy motivado y entusiasmado. Seguramente porque está a un paso de una de sus grandes metas: sentir lo que se siente al correr las míticas 24 Horas de Le ns.
“Me siento muy bien, preparado y muy concentrado y hablando todo con el equipo. Voy paso paso, es un largo y dificil fin de semana, ojalá podamos cerrarlo con un gran resultado para Toyota y para el equipo”,  dijo el cordobés.

Sobre el Toyota TS 050 Hybrid, el japonés Kamui Kobayashi hizo la pole con nuevo récord para el circuito de Le Mans.Fue la 3ª pole de Toyota (antes en 1999 y 2014) en la clásica carrera.

 

SpeedAgro

Se lo ve bien a Pechito, alegre, confiado y con ganas de pisar el acelerador si bien, con el chip adecuado para afrontar 24 Horas. Las de Le Mans, las más famosas y legendarias. Una carrera que desde que se reinsertó en el automovilismo internacional, le despertó el sueño de correrla. “Terminó mi día, me voy a dormir con una sonrisa pintada en la cara, mañana (por hoy) a seguir aprendiendo y disfrutando del TS050”, comentó el cordobés.

Se le ha dado la chance al argentino  y nada menso que en Toyota, el mejor equipo del momento del Mundial de Resistencia en la Clase LMP1, la F1 con techo. “¿Qué puedo decir?, que estoy feliz por correr las 24 Horas de Le Mans, una carrera que como he dicho, soñaba con correrla”

En su debut en Le Mans, Pechito no se obsesiona con ganar. Su prioridad es contribuir al éxito del equipo Toyota,

 

Concientizado de lo que se trata, Pechito admitió que pensaba en “hacer el mejor papel posible, no sé si dará para ganar. Más allá que podamos buscar la victoria lo fundamental será que gane Toyota”. Sabido es que si existe un rasgo que caracteriza a las 24 Horas, es que ganan las marcas y los pilotos quedan en un segundo plano.

La plancetera Le Mans que alberga a poco más de 143 mil habitantes, conocida en el mundo del automovilismo por las célebres 24 Horas, ha convocado y concitado la atención como en sus ediciones anteriores, esta vez va la 85º edición.

La última clasificación a pura luces encendidas como para agregar encanto y atracción, dejó las cosas ordenadas para esta 85° edición de las 24 Horas que como una forma de ganar pertenencia entre los tuercas argentinos, ha vuelto a contar con un piloto que nos representa, José María López integrando el Toyota Gazoo Racing.

La largada este sábado a las 15 (10 de la Argentina), habrá 60 autos que serpentearán el trazado de poco más de 13 km (con el paso de los años fue modificado), que casi a cada metro arroja pedazos de historia fierrera de la grande. Y si bien los pronósticos en las carreras, muchas veces fallan, y más aún tratándose de 24 Horas palo y palo, el dominio reiterado por los prototipos Toyota TS050 Hybrid, hacen presagiar que la marca japonesa está más cerca que nunca de quebrar el maleficio y quedarse por fin con la victoria, la gloria y el rédito en cuanto a marketing e imagen que deriva de un triunfo en las 24 Horas.
Quedó reiterado la supremacía de los autos japoneses por sobre los alemanes de Porsche con el tremendo e inolvidable vueltón del japonés Kamui Kobayashi, exF1 con Toyota, Sauber y Caterham, el muchacho dejó a todos con la boca abierta al clavar en el Toyota n°7, 3m14s791.

Ver a los autos girando en la oscuridad es uno de los grandes atractivos de las 24 Horas de Le Mans,

 

En el box de Toyota todos los pilotos del equipo que miraban los monitores con Pechito en el medio, abrieron grandes los ojos y al toque se estrecharon en abrazos y risas.
El japonés, que compartirá el TS050 Hybrid con el francés Stephane Sarrazin y el británico Mike Conway, consiguió anoche la mejor vuelta dada nunca en la pista francesa: la más rápida de todas en años. Promedió increíbles 251,880 km/h para marcar 3m14s791 y batir así el récord del alemán Hans Stuck en un Porsche 962 en los ´70, de 251,815 km/h. El doblete de la marca japonesa lo completaron en el auto 8, el suizo Sebastien Buemi, el británico Anthony Davidson y otro japonés, Kazuki Nakajima, con 3m17s128.
Pechito quien compartirá el Toyota n°9 con el francés Nicolás Lapierre (fue quien marcó el tiempo) y el nipón Yuji Kunimoto, anduvo poco en la tanda de la tardecita y se subió más a la noche, como para reafirmar las reacciones del auto  en esas condiciones. Quedaron 5tos (3m18s625) por detras de los Porsche 919 Hybrid de Andre Lotterer-Neel Jani-Nick Tandy (3m17s259) y Timo Bernhard-Brendon Hartley-Eric Bamber (3m18s067) .

 

Por Carlos Saavedra (Especial desde Le Mans, Francia)

Fotos: Toyota Gazoo Racing

.

VisionAuto

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre