¿UN NUEVO ROL DEL CORDOBÉS?

No; es que el mismo presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero, admitió que frente al objetivo de traer a Fernando Alonso para correr los 200 Km de Super TC2000 en noviembre en el autódromo porteño, Pecho bien podía ser un muy buen “intermediario” para interesar al español para que corra la carrera por excelencia del Super, dada la buena onda que existe entre ambos integrantes del Toyota Gazoo Racing del Mundial de Resistencia (WEC).

A Herrero le gustaría verlo a Alonso arriba de un Corolla (Foto gentileza Infobae).

Herrero ha reiterado ante varios medios, que en su reciente viaje a Japón, solicitó autorización al departamento competición de la marca japonesa, Toyota Gazoo Racing, para que Alonso pudiera correr los 200 Km del Super “y nos fue concedida”. “Por lo tanto -acotó- ahora depende de la voluntad de Alonso para
correre los 200 Km”. Y después pensó en Pechito para que el cordobés tratase de convencer al asturiano.

SpeedAgro

En enero pasado, en ocasión de las 24 Horas de Daytona, en las que Alonso encabezó el grupo de pilotos que manejó el Cadillac DPI del Wayne Taylor Racing a la victoria, cuando en un momento del fin de semana se le preguntó sobre la posibilidad de viajar a Buenos Aires para la carrera del Super TC2000, respondió con humor, “deberán hablar con Pechito, mi “representante”.

Los 200 Km de Buenos Aires, están previstos para el 10 de noviembre, ahora veamos si en relación a calendarios, el español podría tener un compromiso. El WEC 2019/2020, en el que debería correr Alonso en el Toyota Gazoo Racing, según el calendario provisional, indica para este año: 4 Horas del Silverstone, 1 de septiembre. 6 Horas de Fuji, 13 de octubre. 4 Horas de Shanghai, 17 de noviembre. 8 Horas de Bahrein, 14 de diciembre. Continuará el WEC en 2020: 6 Horas de Sao Paulo, 1 de febrero. 1000 Millas de Sebring, marzo (fecha a determinar). 6 Horas de Spa, 3 de mayo. 24 Horas de Le Mans, 13-14 de junio.

Polifacético, según el rumbo que le ha impuesto a su extraordinaria trayectoria deportiva, Fernando Alonso este año correrá por segunda vez las célebres 500 Millas de Indianápolis a fines de mayo venidero. Y la meta excluyente es la victoria, como para completar la Triple Corona (Mónaco, Le Mans, Indianápolis) y además sumar otra medalla a su brillante palmarés.

El McLaren/Dallara/Chevrolet para las 500.

Vinculado a McLaren pese a su alejamiento de la Fórmula 1 (hasta por ahí se especula que podría volver este mismo año), afrontará la 103 edición de las 500 Indy con el auto número 66. La versión del IndyCar Dallara de McLaren, estará impulsada por un motor Chevrolet y preparada en la base de McLaren en Woking, Gran Bretaña, sede del equipo de F-1. El McLaren Indy lucirá el característico color naranja que impusiera el creador Bruce McLaren cuando irrumpió con su propia escuadra en F1 en 1966, con los toques en azul. El número 66 fue elegido para evocar la primera victoria de McLaren en Indianápolis, conseguida con el M16 conducido por el desaparecido Mark Donohue en 1972.

Fotos: Toyota Gazoo Racing Argentina y McLaren

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre